Luego de una ardua investigación del personal de la División Policía Rural D-5, dieron con dos equinos que fueron robados en Mendoza y que tenían la marca de fuego del propietario.

Según las fuentes, los caballos estaban en una propiedad de la localidad San Carlos, en Sarmiento.

Los animales fueron trasladados al depósito judicial mientras que dos sujetos fueron detenidos y alojados en la Comisaría 8va por propinarles golpes de puño a los uniformados que realizaron el operativo, con el objetivo de impedir que se lleven a los caballos.