Mientras realizaban controles de rutina, los efectivos de la Sección Las Flores de Gendarmería detectaron que un auto que circulaba por el Paso de Agua Negra, que une San Juan con Chile, tenía pedido de captura, por lo cual lo secuestraron.

Según informaron desde la Fuerza, el hallazgo se realizó sobre la Ruta Nacional 150, a la altura de Pismanta, en Iglesia.

El auto en cuestión es un Fiat Uno color rojo, que era conducido por masculino mayor edad, quien continúa en libertad supeditado a la causa.