La familia Figueroa, de Jáchal, despertó en la mañana de este jueves para iniciar sus actividades y descubrió que alguien había tirado una piedra que rompió el vidrió de su portón y abolló el auto que estaba en el interior del garaje

 

Según relató Juan Figueroa, quien comentó que viven en el barrio Fronteras Argentinas, durante la noche no advirtieron lo que había sucedido. Sin embargo, creen que quienes cometieron el hecho tenían intenciones de robar.

 

"Estamos indignados, ya no tenemos seguridad. No sabemos si vamos a hacer la denuncia porque de todos modos nos vamos a tener que hacer cargo de los arreglos", comentó.