Impresionate. Las imágenes muestran lo impresionante que fue el impacto del camión que manejaba Raúl Antonio Mercado, el caucetero fallecido ayer en la tarde en el choque sobre la ruta 141, en la zona de Marayes, Caucete.

 

 

Los siniestros viales cobraron las vidas de dos sanjuaninos en apenas 6 horas durante la jornada de ayer. Uno de los fallecidos fue un docente que viajaba con su esposa rumbo a Mar del Plata y murió tras volcar con su auto en una ruta de la localidad de La Calera, en San Luis. La otra víctima era un camionero caucetero que impactó con su vehículo contra la parte trasera de otro camión en la zona de Marayes, Caucete, y que murió camino al hospital.

En el lugar trabajaron los policías de la Unidad Rural Nº1 con asiento en Vallecito.



En Caucete

Este último siniestro cobró la vida del caucetero Raúl Antonio Mercado (55), cuyo deceso se produjo pasado el mediodía mientras era trasladado en ambulancia. Fuentes policiales indicaron que el hombre, en principio, estaba consciente, pero aparentemente las heridas internas producto de los golpes en las zonas del tórax y abdomen complicaron su salud en cuestión de minutos y le causaron la muerte antes que pudiera ser asistido en el Hospital Rawson.

Este accidente se produjo alrededor de las 12.30 en el kilómetro 108 de la ruta 141, en la zona de Marayes, Caucete. Mercado venía de dejar un cargamento de uva en la provincia de Córdoba. De hecho, su camión Volkswagen sólo traía cajones plásticos vacíos, explicaron fuentes del caso. La sospecha es que tuvo alguna distracción o se durmió frente al volante y el vehículo se fue de lleno contra la parte trasera del acoplado del camión Chevrolet, que iba adelante y que era manejado por el pocitano Mario Eduardo Gómez (47). Este camionero traía una carga de botellas de vidrio con destino a la fábrica Cattorini.

El impacto del vehículo de Mercado fue tremendo, tanto que todo el frente de su rodado quedó destrozado y él pagó las consecuencias al sufrir diversas heridas que más tarde le causaron la muerte. Gómez, por el contrario, salió ileso.

Vuelco. Este es el auto que conducía el docente que perdió la vida en una ruta de la provincia de San Luis.


En San Luis

La otra tragedia, ocurrida en San Luis, tuvo como víctima fatal al docente Edgar Raúl Páez (55), quien vivía en la calle Laprida, Santa Lucía. El hombre trabajaba en la Escuela Técnica Ing Rogelio Boero y supuestamente había partido ayer en la madrugada junto a su esposa, Graciela Yacante, para pasar unos días de vacaciones en Mar del Plata.

Ambos viajaban en su Renault Sandero e hicieron el paso obligado por San Luis. Fue en el trayecto por esa provincia cuando tuvieron el accidente a eso de las 6.30 de la mañana de ayer a la altura del kilómetro 849 de la ruta nacional 147, entre las localidades de La Calera y San Gerónimo. Esto es a 40 kilómetros al Suroeste de la capital provincial.

El oficial Daniel Carreño, jefe de la Subcomisaría Quinta de La Calera, contó que la hipótesis principal es que Páez perdió la dirección del rodado posiblemente porque se durmió. El vehículo se cruzó de carril en un tramo recto y al parecer, cuando mordió la banquina, el docente dio un volantazo para volver sobre la capa asfáltica. Fue ahí que el auto regresó a su carril, pero pasó de largo hacia un bajo y en esos instantes empezó a dar tumbos.

El techo del vehículo se hundió en la rodada y Páez sufrió graves heridas en la cabeza, explicaron en la Policía. El hombre murió casi en el acto, dijeron. Su mujer se salvó por el cinturón de seguridad y, si bien tenía golpes y fue hospitalizada, hoy en la mañana iba a ser dada de alta.