El juez de Garantías, Andrés Abelín Cottonaro, absolvió ayer por el beneficio de la duda al odontólogo y también abogado, Luis Mario Minin, por los delitos de amenazas y abuso sexual contra quien fuera su pareja. La decisión del juez fue la que se esperaba, pues el fiscal coordinador de la UFI CAVIG, Roberto Ginsberg, había concluido que pesaban más las dudas que las certezas sobre las acusaciones que había lanzado la exesposa del profesional en tres denuncias y había solicitado que lo absolvieran, indicaron fuentes judiciales. El defensor Gustavo de la Fuente, como era obvio, adhirió al pedido fiscal.

El 17 y el 28 de diciembre del año pasado, la mujer había denunciado en la UFI CAVIG que Minin la había amenazado en el marco de la disputa que mantenían por su divorcio, indicando que el profesional le dejó en claro que podía mandar a alguien a matarla. El 14 de febrero pasado, volvió a acusarlo de haberla violado en varias ocasiones mientras fueron pareja.

Lo sostuvo durante el juicio, pero sus dichos resultaron contradictorios y sembraron incertidumbres en la acusación. Inicialmente, Fiscalía anticipó que buscaría una condena de 7 años para Minin, pero al cabo del juicio esa intención cambió en base a las pruebas ventiladas en el debate y el profesional pudo zafar.

'Los hechos pasaron', se limitó a ratificar la denunciante tras la lectura del veredicto absolutorio.

De todos modos aún le queda pendiente otra causa de peso: la acusación de ser partícipe en un fraude millonario con fondos de la Caja MOB (Caja Previsional de los Médicos, Odontólogos y Bioquímicos).