Un hombre que estaba preso por robo y que en 2006 había estrangulado a su exmujer durante una visita carcelaria asesinó hoy a su actual concubina de 19 años durante un encuentro íntimo, en el que también estaba presente el bebé de ambos, en el penal salteño de Villas Las Rosas, según informaron fuentes oficiales y penitenciarias.

 

A raíz del hecho, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, dispuso separar inmediatamente de sus respectivos cargos al director y al jefe de dicho penal, ubicado en la capital provincial, y la intervención del mismo.

 

Por su parte, el director general del Servicio Penitenciario salteño, César Rodríguez, informó que todo comenzó esta tarde, cuando Andrea Edith Neri (19) llegó a la Unidad Carcelaria 1 de Villas Las Rosas para visitar a su concubino y padre de su hijo de apenas un mes, Gabriel Roberto Herrera (39), alias "Chirete".

 

Neri y el bebé ingresaron a la celda del interno, ubicada en el pabellón E del penal, para hacer uso del derecho a la visita íntima, pero a los pocos minutos, Herrera salió con su pequeño hijo en brazos y le confesó a un celador que acababa de matar a su mujer, por lo que de inmediato se alertó a la Policía.

 

Al llegar al lugar, los efectivos aislaron al homicida y dieron aviso a la Fiscalía Penal 1, a cargo de Gabriela Soledad Romero Nayar, quien ordenó una serie de peritajes a cargo de los expertos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF).

 

Si bien en un primer momento se creyó que Neri había sido asesinada con algún elemento punzo cortante "tumbero", los peritos no descartan que la hayan estrangulado, dijeron los informantes. En tanto, el bebé quedó al cuidado de la madre de la víctima, mientras que sus familiares recibieron contención psicológica por parte de personal del Ministerio de Derechos Humanos y Justicia de la provincia.

 

 

Según las fuentes, "Chirete" Herrera está preso desde hace más de 10 años, primero por robo calificado y hurto, y después por el homicidio de su expareja, identificada como Verónica Castro (29), cometido el 23 de marzo de 2016 en el interior del penal de Metán, en el sur provincial.

 

En aquella oportunidad, Castro fue estrangulada con una remera durante una visita al detenido, con quien tenía dos hijos, tras lo cual, Herrera salió de su celda y le dijo a la madre de la mujer: "Ahí está su hija, la acabo de matar."

 

Respecto del crimen de Neri, el director Rodríguez dijo: "Es un hecho lamentable, pero nosotros no podemos poner un guardia o un celador durante la visita íntima, porque estaríamos infringiendo el derecho que tienen los internos".