Tiene apenas un año de vida, está internada en el Hospital de Niños y no es por una enfermedad. La pequeña presenta un desgarro y todo hace suponer que fue violada en el rancho donde vive, en 25 de Mayo.

El caso fue denunciado por su abuela y el único sospechoso es su propio padrastro, un changarín de 21 años que ya fue detenido por orden del juez de instrucción Alberto Benito Ortíz.

Además del abuso, investigan si la pequeña era golpeada por alguien de su familia.

La denuncia fue realizada la noche del miércoles último y a partir del primer parte médico, que indicaba la presencia de lesiones en la criatura, el juez Ortíz y la secretaria del Primer Juzgado de Instrucción, la doctora Patricia Katuchin, dispusieron la aprehensión de este sujeto, cuya identidad no se divulga para preservar a la niña y a su familia.

Ahora están a la espera del informe del médico legista para confirmar si hubo acceso carnal. También investigan si la pequeña era golpeada, dado que los doctores que la revisaron detectaron hematomas de vieja data en los brazos y en otras partes de su cuerpo, explicaron los investigadores.

La abuela recurrió a los policías de la Seccional 10ma después que le llegó el comentario de que la niña habría sido abusada. Como ella no podía acercarse a la casa de su hija porque tiene la mala relación con el concubino de ésta, pidió ayuda a los uniformados.

Fue así que, posteriormente, con ayuda de una visitadora social, tomaron contacto con la madre y llevaron a examinar a la niña. La mamá, de 19 años, al parecer estaba amenazada. Sin embargo, después apuntó contra su pareja.

Habría contado que días atrás ella salió a comprar y, cuando regresó, encontró a la niña llorando y con manchas de sangre. El sujeto fue detenido por policías al mando del comisario Eduardo Thebault, jefe de la Seccional 10ma, y del comisario inspector Luis Echegaray, tras un allanamiento en una finca en las afueras de Santa Rosa.

 

 

¿Abusada en un hotel?


La Policía investiga otro caso de presunta violación que tiene como víctima a una joven de 19 años que denunció que, aparentemente, fue sedada con alguna sustancia dentro de un boliche de Concepción, Capital, y luego llevada a un hotel alojamiento, donde fue ultrajada por al menos dos jóvenes.

Según la denuncia que hizo la chica en la Seccional 28va, ayer en la madrugada se fue a festejar el cumpleaños de una amiga a un boliche ubicado en Ignacio de La Roza, cerca de Meglioli. Después fueron a otro local, en Lateral de Circunvalación, casi Tucumán.

Su versión señala que en ese lugar le dieron una bebida, perdió el conocimiento y, que de ahí, dos jóvenes la llevaron a un hotel alojamiento de calle Comandante Cabot, en Capital, donde supuestamente abusaron de ella.

Lo que no cierra para los policías, es que la chica relató que posteriormente se retiró de ese hotel en un remís. Sobre los sujetos, no sabe si los conocía, explicaron en la Policía. Hay datos que no trascendieron, como con quién andaba la chica.

Lo mismo que el resultado del examen médico, dado que es una de las primeras medidas que se ordena para saber si una persona fue víctima de un ataque sexual.