Hace unas semanas, Antonio González viajó a Chile y compró un televisor. Cuando llegó a su casa y lo probó notó que no funcionaba. Por eso, el fin de semana pasado, decidió emprender viaje de nuevo al vecino país para cambiarlo. Mientras no estaba en su casa, delincuentes ingresaron y se llevaron desde dinero hasta ropa.

 

Fue la tía del hombre, que vive en Alto de Sierra, en Santa Lucía, junto a su esposa y su hijo de 2 años, quien fue a dar una recorrida por la casa y descubrió que habían entrado a robar.

 

Como consecuencia, la familia del joven que trabaja realizando trabajos de multiservis, decidió avisarle y poner la denuncia en la Policía.

 

Según relató la madre de la víctima, los delincuentes rompieron la ventana a hachazos y se llevaron dinero en efectivo (no dieron a conocer cuánto), algunos electrodomésticos y ropa de cama y del niño.