Dupla de poder. Abarca (a la izquierda) y su esposa Cristina López vienen conduciendo el departamento desde hace 19 años. Al centro, Jorge Palmero reemplazó a la dirigente en la Cámara de Diputados y suena como posible candidato.

 

Desde el propio PJ provincial y de sectores del departamento habían asegurado que el intendente de Albardón, Juan Carlos Abarca, pretendía potenciar a su hijo Gabriel como su sucesor. La movida no había caído del todo bien en el uñaquismo y al ser consultado, el jefe comunal resaltó que "mi hijo no está en política" (es piloto de rally) y que "nunca lo he nombrado" para una candidatura. Inclusive, señaló que hay referentes que vienen trabajando dentro de su equipo, que el postulante va a estar entre ese lote, por lo que "tienen conocimiento de la tarea en el departamento". Entre los nombres que mencionó aparecen el diputado Jorge Palmero, el presidente del Concejo Deliberante, Roberto Brizuela, y los ediles Pedro Albagli y César Inojosa.

La sucesión en Albardón abre un abanico de posibilidades y especulaciones, ya que Abarca no puede repetir porque el año que viene cumplirá su segundo mandato. Ya había manejado las riendas de la comuna en los períodos 1999-2003 y 2003-2007 para luego cederle la posta a su esposa Cristina López. Pero esa jugada, en principio, no podría darse otra vez porque la dirigente fue electa el año pasado como senadora y le quedan más de cinco años por delante.

Albardón no fue el único departamento en el que sonó un familiar para reemplazar al intendente que no puede repetir por mandato constitucional (ver recuadro).

"Mi hijo no está en el ámbito político", resaltó Abarca y agregó que "antes de fin de año vamos a tener la definición" del candidato, la cual va a "estar en relación a las personas que vienen trabajando en el equipo hace tiempo y tienen conocimiento de todo el trabajo del departamento para que continúen las obras".

Sobre su futuro, el intendente remarcó que "me debo a un proyecto político que conduce Uñac, donde haga falta ahí voy a estar, ya sea en el departamento o en la provincia". Ese compromiso manifestó que también lo tiene su esposa y explicó que "nosotros, que somos políticos, estamos dispuestos" a lo que establezca el Gobernador, "pero no mi hijo". En cuanto a los miembros de su equipo (Brizuela, Albagli, Inojosa y Palmero), destacó que "estamos viendo cuál va a ser el que más proyección va a tener" y expresó que "cualquiera de ellos puede ser". Fuentes del entorno del albardonero dijeron que el diputado es el que corre con más chances, aunque aún no hay una definición.


 

Otros familiares que suenan


La sucesión en cualquier gobierno es un tema crucial. El líder de un proyecto político apuesta a que lo reemplace un hombre de su extrema confianza para garantizar la continuidad del mismo. Y en muchos casos, el elegido es un familiar directo.

En Angaco, el intendente José Castro tampoco puede repetir y no había descartado que su hermano Alejandro compita en los comicios. Aunque también había resaltado que pueden ser de la partida quien fuera presidente del Concejo en sus dos mandatos, Mario Pacheco, y la edil Valeria Garay.

En Santa Lucía sucede lo mismo con el jefe comunal Marcelo Orrego. Y entre sus posibles sucesores también aparece su hermano Juan José, aunque no se descartan otras figuras como el diputado Carlos Platero, entre otros. Y en Rawson, aunque el justicialismo departamental apuesta a cuatro figuras del riñón del intendente, el exgobernador José Luis Gioja tampoco descartó jugar en la comuna que dirige su hermano menor.