Alberto Cormillot renunció y así le puso punto final a su cargo de coordinador del área de Alimentación Saludable en el Ministerio de Salud de la Nación.

 

Tras haberse quebrado durante una entrevista al hablar sobre la muerte de un chico en Venezuela por la falta de medicamentos, Cormillot había asumido en junio de 2016. Entre sus objetivos de gestión se había planteado reducir la obesidad en la población y enfermedades que vienen aparejadas con la mala alimentación como hipertensión y diabetes.

 

Entre sus primeras acciones como funcionario nacional, el mediático médico firmó un convenio con la Secretaría General de la Presidencia para mejorar la alimentación de los empleados de la Casa Rosada. Tres meses más tarde, el nutricionista se vio vuelto en una polémica luego de que el listado de Precios Cuidados incluyera varios productos de la marca de su apellido.

 

La de Cambiemos fue su tercera experiencia en la función pública. Cormillot había sido ministro de Acción Social de la provincia de Buenos Aires durante el gobierno de Antonio Cafiero y secretario de Calidad de Vida porteño durante la intendencia de Carlos Grosso.