Sello. El gobernador Uñac firmó ayer el acuerdo con la máxima autoridad del Fondo Kuwaití para obtener un crédito de 50 millones de dólares.

 

El grupo de empresas que construya la nueva planta potabilizadora e instale cañerías en los casi 57 kilómetros de extensión del acueducto Gran San Juan deberá abordar los trabajos desde 10 frentes de ataque para poder cumplir con los plazos. En el Gobierno indicaron que la megaobra comenzará dentro de cuatro meses y demandará un plazo de ejecución de 3 años y cuatro meses. Los datos fueron revelados ayer luego de que el gobernador Sergio Uñac diera otro paso clave al firmar el acuerdo con los directivos del Fondo Kuwaití para obtener un crédito por 50 millones de dólares, a una tasa blanda y a largo plazo, para financiar la adquisición de materiales.

No es el único convenio que firmará el mandatario local, ya que el viernes rubricará otro con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) para obtener otro préstamo accesible de 50 millones de dólares. En ese marco, el ministro de Hacienda, Roberto Gattoni, manifestó que los acuerdos son fruto de la confianza que genera la provincia en el exterior al tener sus cuentas ordenadas, al punto de que solicita fondos no para gastos corrientes sino para llevar adelante obras de infraestructura que generarán mano de obra y que perdurarán en el tiempo. De hecho, está previsto que el acueducto abastezca la provisión de agua potable para dentro de 50 años, cuando la población del Gran San Juan, más Pocito, Ullum y Zonda, llegue a un millón de habitantes. Cuando esté listo, posiblemente a fines de 2021, brindará el servicio a más de 500 mil sanjuaninos.

El titular de la cartera de Infraestructura, Julio Ortiz Andino, señaló que en cuatro meses comenzará la llamada obra civil. La misma contempla, por un lado, la construcción de la planta potabilizadora que estará ubicada al pie del dique Punta Negra. Por el otro, comprende la instalación de caños de acero inoxidable y de polietileno de alta densidad en los 56,7 kilómetros (ver infografía). Dichas tareas tienen un presupuesto oficial de poco más de 1.700 millones de pesos. Tras el llamado a licitación, hubo dos grupos de empresas que presentaron sus ofertas económicas. De ahí saldrá el ganador, que a la hora de empezar la megaobra tendrá que encararla desde 10 frentes de ataque, uno de los cuales será la planta potabilizadora y el resto, a elección del consorcio, explicó Sergio Ruiz, presidente de Obras Sanitarias Sociedad del Estado (OSSE). La mecánica se realizó de esa manera para que puedan cumplir con los tiempos fijados.

 


La magnitud de los montos refleja la envergadura del proyecto, el cual tiene un presupuesto total de 200 millones de dólares. Los 100 millones en moneda norteamericana que conseguirá la gestión uñaquista a través de los dos créditos son para afrontar el costo de los materiales, es decir, los caños. Según expresó Ruiz, ya se hicieron dos licitaciones y la provisión de los mismos, de acero inoxidable y de polietileno, ya superan el 90 por ciento. Hay una tercera licitación de cañerías (de polietileno) que se encuentra en etapa de adjudicación y para que se completara el proceso faltaba el OK del préstamo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), a través del Fondo para el Desarrollo Internacional (Ofid), que se sellará el viernes. La entidad reconoció lo que la provincia ya puso en dinero para la adquisición de los anteriores materiales. Gattoni señaló que ese crédito de 50 millones de dólares es a una tasa del 5 por ciento anual con un plazo de amortización de 20 años. El de la misma suma que se firmó ayer con el Fondo Kuwaití tiene una tasa del 2,5 por ciento anual, con idéntico lapso de devolución. El titular de Hacienda remarcó que el promedio de las tasas y los plazos son inéditos para el país, teniendo en cuenta que en plaza las tasas giran alrededor del 7,8 y 9 por ciento anual. Además, resaltó que la gestión uñaquista reflotó ambos préstamos que estaban frenados.

La otra pata del aporte de fondos es la Nación, que pone los restantes 100 millones de dólares para la ejecución de la obra civil.