PlantDEV


Por la cantidad de víctimas, que son 205, y el número de imputados, que suman 21, el segundo megajuicio por delitos de lesa humanidad que va a comenzar el próximo 13 de marzo será el más grande de la historia provincial, según coinciden en señalar tanto en la Justicia Federal como en los tribunales locales.

Será para juzgar delitos cometidos en la etapa previa al golpe militar del 24 de marzo de 1976, como así también hechos ocurridos con posterioridad, entre los que hay casos aberrantes como torturas, golpes, violaciones y hasta la desaparición de personas.

La intención en el Tribunal Oral Federal (TOF) era comenzar el proceso el año pasado, pero hubo demoras en la conformación del tribunal y recién ahora está todo dispuesto. Sólo resta designar un cuarto juez, para el caso en que alguno de los titulares pueda dejar su puesto.

Ya está definido que se van a analizar un total de 6 causas. La primera es por los casos remanentes del anterior proceso y la otra es la llamada compulsa Bustos, en las que aparecen como víctimas el exgobernador José Luis Gioja y el cortista José Soria Vega. Incluye 2 casos de violaciones.

La otra causa es conocida como Ripoll, que comprende a víctimas que habrían sufrido torturas y vejaciones, entre las que hay exempleados del Hospital Rawson y gremialistas. La cuarta es la denominada Nívoli, por casos de arrestos, gremialistas y políticos con anterioridad al golpe.

La causa Mazzitelli es que la incluye a los desaparecidos en San Juan. Y la última es por el caso de Héctor Cevinelli, un docente de la UNSJ que fue torturado.

Con tanto despliegue de testigos como demandará este nuevo proceso, la cantidad de acusados y las distintas partes que participan en los debates, se estima que, tal como sucedió en el anterior megajuicio, se van a utilizar las dependencias del Rectorado de la UNSJ. Es que la sala de debates del TOF resultará muy chica para tal cantidad de personas.

Entre los delitos que se les imputan a los acusados se encuentran los de privación ilegítima de la libertad agravada, tormentos, violación de las víctimas y hasta la desaparición de personas durante los años de plomo.

También hay causas de homicidios, agravados por la alevosía con que fueron cometidos, por la cantidad de casos y el estado de indefensión en el que se encontraban las víctimas.

Por casos de delitos de lesa humanidad, éste será en la práctica el tercer proceso que se ventila en la provincia. En el primero, que concluyó el 25 de octubre de 2011, Luis Tejada (fallecido) y su esposa, Raquel Quinteros, fueron condenados a 12 anos de prisión y a 5 de reclusión, acusados de haberse apropiado de un bebé hijo de desaparecidos.

En el último, que concluyó el 4 de julio de 2013, fueron condenados 7 exmilitares por graves delitos de torturas, muertes y hasta desaparición de personas.

Pero el que va a comenzar ahora será, sin dudas, el mayor tanto por la cantidad de acusados, que son 21, frente a 7 condenados del proceso anterior, y por el número de víctimas. En el anterior fueron 60 y ahora hay 205.

Según el pedido de elevación formulado por el Ministerio Público Fiscal, los casos que se van a juzgar son por hechos delictivos que se enmarcan en el terrorismo de Estado desatado durante la última dictadura militar que tuvo lugar nuestro país, caracterizado por un plan sistemático de exterminio.

El concepto de delitos de lesa humanidad hace referencia a que son ataques en los que toda la humanidad se vio afectada y por eso han sido incluidos por la jurisprudencia de los tribunales internacionales.

Abarcan la comisión de actos inhumanos, como el asesinato, cometidos en un contexto de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil.

En el banquillo de los acusados también estará sentado Jorge Antonio Olivera, quien fue recapturado en enero pasado. Se trata de un exmilitar a quien se señala como el jefe del aparato represivo en San Juan durante la última dictadura militar.

Luego de una serie de escuchas telefónicas, la Policía Federal lo encontró y detuvo en la casa de su exesposa, Marta Ravasi, en la Ciudad de Buenos Aires, mientras estaba oculto en el baúl de un auto. Fue hallado a 16 kilómetros del lugar de donde se había escapado, el Hospital Militar Cosme Argerich, junto a Gustavo De Marchi, detenido en el 2015.

 

Desaparecidos

20 Son las personas que nunca fueron encontradas en San Juan, a pesar de las intensas búsquedas realizadas.

 

Víctimas

62 Son las víctimas de la llamada compulsa Bustos. Es la mayor cifra de todos los casos que irán al megajuicio.
 

En el Penal

8 Son los acusados que permanecen detenidos en la cárcel de Chimbas. El resto tiene arresto domiciliario.
 

Condena

25 Fueron los años de castigo que les dieron a 3 acusados en el anterior proceso. Es el máximo de la pena.