Es el referente del massismo local, espacio que busca ser la principal fuerza opositora en la provincia. Mauricio Ibarra pasó por el programa “A todo o nada” de Radio Sarmiento, deslizó críticas a su antiguo aliado, Roberto Basualdo, y defendió la gestión del gobernador Sergio Uñac. Además, cuestionó con dureza a José Luis Gioja, ya que dijo que su administración estuvo bajo el mando de la compañía Barrick.

“Hay que pensar por qué se le rompen los caños a Barrick. Quizá falta inversión”. 

“Miraba los números de empleo en la actividad privada y la pública y están a la par”.

 

- ¿Fue una semana difícil para el Gobierno?


- No sé si difícil. Fue una semana de verdades, que no estábamos acostumbrados. No veo el dato de los números de la pobreza como algo negativo sino como un punto de partida. 

 

- ¿Cómo que no lo ve negativo? Estamos en el tercer lugar en el país, casi el 50 por ciento más de pobres que el promedio nacional. 


- No lo veo. Porque tenemos que decirnos la verdad. Si usted ve la serie del Indec, que frenaron en algún momento, San Juan también encabezaba la pobreza en aquellos tiempos en Cuyo.

 

- Pero el informe señala que somos la tercera peor provincia del país, entonces la situación empeoró...


- Pero puede ser un número cierto o no, discutible o no. Lo que digo es que lo importante es que discutamos ver cómo salimos de todo esto.

- ¿Le va a echar la culpa de los números de la pobreza de 2016 a Gioja?


- Sí. Porque tiene que ver con la estructura económica que se construye. O sea, los resultados de hoy tienen que ver con el proceso económico de ayer. Si usted construyó un proceso que produjo el desastre en el sistema agropecuario, la desaparición de los diferimientos agrícolas, de la competitividad del sector agropecuario, si cayó con la promoción industrial, más una constante de cerrar salarios bajos con los dos o tres gremios más importantes, lo que se puede determinar es que mucha gente, hasta un empleado estatal, esté por debajo de la línea de pobreza. 

 

“El modelo económico de Gioja fue excluyente, que apuntó a una pata por encima de otras”.

- Pero San Juan, con la minería, es una de las provincias que más exporta...


- Desagregue el dato de la minería y lo miremos en agricultura y en otro rubro de la industria. Hemos descendido.

 

- Pero la minería es parte de la provincia...


- Claro. Pero debería haber sido minería más agroindustria, más vitivinicultura. Y estaríamos mucho mejor desde el punto de vista económico, del empleo y del ingreso.

 

“Me parece que Uñac tiene intenciones de construir otro paradigma en esta provincia”. 

 

- O sea, ¿para usted todo esto es culpa de Gioja?


- Sí, estructuralmente. No lo quiero personalizar, pero es de un modelo que miró poco al mundo, que no se adecuó. 

 

- ¿Pero quién tiene la culpa?


- Quien gobierna.

 

- Pero quien nos gobierna hoy fue vicegobernador e intendente dos veces...


- Pero no le echo la culpa a Sergio Uñac...

 

- ¿Por qué lo defiende a Uñac y lo critica a Gioja?


- Porque Uñac tiene que tener la oportunidad de ser Uñac. Simplemente por eso. Hay un modelo que está terminando en la provincia y le tenemos que dar a Uñac la posibilidad de que comience un nuevo modelo.

 

- ¿Usted asesora a Uñac?


- No, no lo asesoro. A veces dialogo con él. Hay que construir en San Juan, en el que la oposición no es un tipo que quiere voltear.

 

- Basualdo lo viene haciendo.


- ¿Si? Bueno.

 

“Cuestan los cambios porque hay otros que están enamorados del modelo anterior”.

- ¿No lo cree?


- Sí, capaz que sí. Está buenísimo si lo está haciendo.

 

- ¿A usted le sienta bien el modelo de oposición de Basualdo?


- (Silencio) No. Un modelo mejor todavía, uno que planee cosas serias y posibles de hacer.

 

- ¿Se siente incómodo si le digo que la oposición que hace es parecida a la de Basualdo?


- El parecido no me cae bien.

 

- ¿Usted quiere ser el Basualdo de Gioja con Uñac? 

 

- No. Quiero ser el Ibarra de Uñac. 

 

- ¿Y cómo sería el Ibarra de Uñac?


- El Ibarra de Uñac es un tipo que se va a sentar con el Gobernador y le va a decir que en materia educativa estamos alejándonos de donde va el mundo. Me parece que Gioja construyó un elefante en esta provincia: el Centro Cívico, un montón de organismos torpes sin gente capacitada.

 

- Basualdo tiene representación legislativa en San Juan, ¿la oposición está haciendo bien su trabajo? También aprobaron el contrato de la ART.


- No me pareció bien eso y que se abstuvieran en la designación de De Sanctis. Abstenerse es como mariconear, me parece. No dar la cara, no fijar posiciones.

 

- Es durísima su definición...


- El bloque se abstuvo y usted tiene que discutir qué modelo judicial quiere para la provincia en los próximos años. Quiere un modelo politizado, uno con el intolerante de De Sanctis u otro modelo con juristas, equidistantes de todo, que impartan justicia, que la modernicen. 

 

- Del último derrame en Veladero, ¿también le va a echar la culpa a Gioja?


- Sí. Lo de Veladero es herencia porque gobernó una empresa en esa época. 

 

- ¿Cuál?


- A Gioja lo gobernaban dos personas. La esposa y la empresa.

 

- ¿Pero cuál?


- Barrick. Hoy lo que se está tratando es invertir esa ecuación. El Estado debe gobernar a las empresas y me parece que estamos camino a eso. 

 

- ¿Le parece bien esta apuesta de hacer venir a las autoridades de la empresa desde Canadá, si no se cierra el proyecto?


- Es que hay que pegarle al chancho para que aparezca el dueño. Uno termina hablando con el que comunica. No se sabe quién es Barrick. Me parece que hay anarquía operativa. Hay una falta de conducción muy fuerte de la empresa en Argentina, sobre todo en la mina Veladero. 

 

- ¿El Gobierno no da una mala imagen al mundo al poner en duda la continuidad de un proyecto tan grande como Veladero? 


- Uñac no. Todas las noches, antes de acostarse, el Gobernador reza para que no se rompa un caño, me supongo. La verdad es que se le han venido rompiendo los caños uno tras otro. Nada funciona bien así. La empresa no es confiable.

 

- ¿Habló con Sergio Massa de este tema? ¿Qué le dijo?


- Sí, hablé con él. Coincide en que hay que construir un modelo de minería inteligente.

 

- ¿Massa es antiminero?


- No. No lo es.

 

- Pero es socio de antimineros en Mendoza y La Rioja y con su propuesta de reinstalar las retenciones a la minería puso en riesgo la actividad. En el mundo empresarial minero no lo quieren como candidato presidenciable...


- No hay que guiarse por los empresarios porque la quieren para ellos, hacen las cosas para ellos. No les importan los demás. Para eso está el Estado.

 

- ¿Cómo es la minería inteligente?


- Es la que va, extrae el oro, la distribuye, genera más puestos de trabajo que los que hay hoy, es eficiente, se puede transformar en refinería y podemos monetizar ese oro cuando es barato. 


- ¿Hoy no se está haciendo minería inteligente?


- No. Y la minería inteligente es la que no se equivoca, en la que no se rompen los caños. 

 

- ¿Va a ser candidato a senador?


- Todavía no lo decido.

 

- ¿De qué depende?


- Del tiempo, de cómo jueguen los demás actores y sectores.

 

- ¿Se ve lejos del peronismo de Uñac?


- Me siento muy cerca de Uñac.


- ¿En el peronismo de Uñac?


- No sé todavía el peronismo de Uñac, porque ahí está medio mezclado, hay vacas marrones, negras... cuando aclaren las vacas, ahí vamos a ver qué hacemos.