Los Sindicato de Comercio y las cámaras empresarias del sector cerraron hoy la paritaria anual con un aumento salarial del 20 por ciento en dos cuotas y una clausula gatillo atada a la inflación oficial. El acuerdo indica que los trabajadores mercantiles recibirán un incremento salarial del 10 por ciento no remunerativo en abril y otro 10 por ciento en julio, mes en el que todo el ajuste se volverá remunerativo. 

 

Ejemplo. Las ventas del comercio constituyen una de las actividades gravadas con Ingresos Brutos en San Juan. Como es el sostén de los ingresos locales, en el Gobierno se oponen a modificarlo.
Ejemplo. Las ventas del comercio constituyen una de las actividades gravadas con Ingresos Brutos en San Juan. Como es el sostén de los ingresos locales, en el Gobierno se oponen a modificarlo.

 

La Cámara Argentina de Comercio (CAC) y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) acordaron con el sindicato establecer una cláusula gatillo de revisión del acuerdo en octubre y enero, si la inflación supera el 20%. El presidente de la CAME, Osvaldo Cornide, expresó en declaraciones a la prensa que si la inflación llega a superar el aumento pactado, las partes volverán a sentarse en la mesa de negociación para un reajuste. 

 

"El ministro de Trabajo (Jorge Triaca) estaba muy satisfecho con la firma del convenio", dijo el empresario tras ser consultado por el aumento que había sugerido el Gobierno a todos los sectores en torno al 17% o 18%. Cornide dijo que desconoce la opinión precisa de Triaca sobre el aumento acordado por el sector comercial y sus empleados, pero aclaró que "por lo menos en el Ministerio de Trabajo estaban completamente satisfechos".  

 

Fuente: Noticias Argentinas