Escenario. En este año, la Secretaría Electoral de la Justicia será el punto de encuentro de los apoderados de los partidos ante las distintas consultas.

 

De cara a las elecciones legislativas de este año, un grupo de ocho partidos se ve en la obligación de salir a sumar afiliados para poder ser parte de la competencia. ¿Por qué? La Cámara Nacional Electoral elevó a 2.201 los seguidores que necesita cada fuerza para no desaparecer políticamente. Los que están en riesgo son Dignidad Ciudadana, el moyanista Partido de la Cultura, Educación y Trabajo (CET), Movicom, Nueva Izquierda, la Izquierda por una Opción Socialista, el Partido del Trabajo y del Pueblo (PTP), el MID y Fe, indicaron fuentes calificadas. De todas formas, la Justicia Federal con competencia Electoral desde este mes comenzará a notificarlos de que tienen un plazo de 90 días para incorporar simpatizantes y cumplir con la cifra establecida.

Los partidos con mayor cantidad de afiliados son el PJ, el Bloquismo y la UCR. 


Si bien se trata de fuerzas políticas chicas, no dejan de desempeñar un papel importante en un comicio. Es que la mayoría de ellas van en frentes electorales y con la estructura con la que cuenten, ayudan a sumar votos al conjunto e inclusive pueden aportar fiscales para el control. Si la disputa por alguna de las bancas en juego es reñida, como puede darse este año en el caso del tercer diputado nacional, cada sufragio es fundamental. 


Anualmente, la Cámara Electoral actualiza el número de afiliados que necesita cada partido para no sufrir la baja o perder la llamada personería política. La cifra se calcula de acuerdo al cuatro por mil del total de los inscriptos en el registro de electores del distrito. Así, cada partido en la provincia debe tener como mínimo 2.201 afiliados. Si no logran el número luego del plazo de 90 días que les notifique la Justicia, la fuerza política deja de existir como tal y por ende, no puede participar en soledad ni en una alianza en los comicios.


El CET que fundó el camionero Hugo Moyano, que en San Juan tiene como cabeza visible a la diputada nacional Florencia Peñaloza, y el MID están por debajo de la línea. Según trascendió, el primero tiene actualmente 2.117 adeptos anotados. Ambas fuerzas están con el ibarrismo en el espacio massista Somos San Juan, que apunta a pelearle el lugar opositor a la sociedad que lidera el senador Roberto Basualdo. Peñaloza, que además es apoderada del partido, resaltó que van a salir a hacer campaña para incorporar simpatizantes.


Otro lote que aún no llega al piso establecido está conformado por Dignidad Ciudadana, con 2.185 afiliados; Movicom, con 2.182; y el Partido Fe, con 2.149, indicaron las fuentes. Las tres fuerzas están alineadas con el frente Cambiemos que encabeza el Pro, el cual está encaminado a aglutinarse con la sociedad que dirige Basualdo. Fernando Moya, referente de Dignidad Ciudadana, reconoció que “nos viene pasando eso de estar al límite”, pero que trabajarán en las zonas alejadas para sumar seguidores.


Los restantes que están en la zona roja son el PTP, con 2.174 simpatizantes; la Nueva Izquierda, con 2.153; y la Izquierda por una Opción Socialista, con la misma cantidad que este último. Alberto Agüero, de la primera fuerza, manifestó que “tenemos preparadas las fichas de afiliación y apuntaremos a todos los sectores”, mientras que Mary Garrido, de la Nueva Izquierda, resaltó que “cumpliremos con el nuevo número”.