En este año, la gestión uñaquista financiará por primera vez a emprendedores que se dediquen al diseño gráfico como herramienta para renovar la imagen de las empresas y al desarrollo de software y tecnología.

A través de la Secretaría de Ciencia y Tecnología y el Ministerio de Producción habrá unos 9 millones de pesos en subsidios para impulsar el trabajo de este grupo de profesionales, los cuales se canalizarán a través de dos programas que saldrán, en principio, a fines de febrero y principios de marzo.

Los fondos responden a una política del Gobierno de fomentar el desarrollo de nuevas actividades para ampliar el espectro productivo.

En su discurso del año pasado en la Legislatura, Uñac había manifestado que iba a apoyar con recursos la creación de nuevas empresas de base tecnológica que incorporen valor agregado. Como muestra de esa idea, para este año aumentó en un 68 por ciento el presupuesto de Ciencia y Tecnología, cuando a nivel nacional hubo reclamos por los recortes (ver recuadro).

La repartición ha venido apuntalando con subsidios a pequeños productores y a prestadores de servicios mineros, a los municipios para que incorporen tecnología, a la innovación en el agro y ha lanzado becas de perfeccionamiento, entre otras.

Según explicó Tulio Del Bono, titular de la Secretaría, uno de los programas que lanzarán apunta a los diseñadores gráficos. El monto que se maneja del subsidio es de 3 millones de pesos y estarán destinados a las empresas que contraten por un período de 3 a 4 meses a dichos profesionales.

Los mismos deberán elaborar un proyecto que tenga como fin “lavarle la cara a una compañía”. El funcionario puso como ejemplo a aquellas firmas que deseen incorporar una etiqueta nueva a su producto, que quieran innovar en el diseño de indumentaria o que apuesten a la construcción de una vivienda más confortable y económica. 

Para acceder al programa, la empresa deberá inscribirse en la repartición y presentar el diseñador que contratará. Del Bono señaló que los interesados podrán encontrar a los profesionales en listados que se colocarán en las dependencias públicas y en la Facultad de Arquitectura.

El diseñador deberá armar un proyecto de innovación que será evaluado por un jurado integrado por Ciencia y Tecnología, Producción y el INTI. El funcionario destacó que está previsto que se entreguen 100 mil pesos por compañía, lo que implicará que haya un cupo de 30.

El segundo plan está destinado al desarrollo de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). El mismo perfila para contar con un fondo de 6 millones de pesos que aportarán en partes iguales la Secretaría de Ciencia y Tecnología como el Ministerio de la Producción.

Del Bono manifestó que en este punto el programa es sumamente amplio, ya que contempla, por ejemplo, la creación de software, la construcción de sensores que detecten y den información sobre la humedad de un terreno para su regadío o que, en otro campo, transmitan señales de los latidos del corazón y los niveles de azúcar en sangre de una persona a un dispositivo móvil. 

A diferencia del anterior, el dinero irá a parar a los emprendedores o empresas que encaren el proyecto. En principio, se destinarían 400 mil pesos por iniciativa, lo que da un cupo para 15. En el caso de que la cantidad de postulantes supere el límite, también habrá una calificación de cada propuesta y pasarán las mejores. Los ganadores tendrán un plazo de uno o dos años para llevar a cabo sus proyectos, dependiendo del nivel de complejidad.

Crecimiento

De todas las reparticiones del Gobierno provincial, la que tuvo el mayor incremento en su presupuesto fue la Secretaría de Ciencia y Tecnología. Los fondos para este año serán de 39.400.000 pesos, cuando el año pasado fue de 23.400.000, es decir, un salto del 68 por ciento. Tulio Del Bono resaltó que más de la mitad de los recursos están destinados a lanzar programas de financiamiento de actividades tecnológicas.

El resto se lo llevan los gastos de funcionamiento de la propia repartición, como sueldos y pagos de servicios. La decisión de la gestión uñaquista contrastó con lo que pasó a nivel nacional, en la que la comunidad científica reclamó por los fuertes recortes en el presupuesto.

En 2011, el área era una Subsecretaría que dependía de la Secretaría de Política Económica del Ministerio de la Producción. En 2012 fue elevada de rango a Secretaría de Estado y continuó en esa situación.

Presentaciones

10 millones de pesos en proyectos viene presentando anualmente la Secretaría de Ciencia y Tecnología en la Nación. El objetivo es conseguir fondos para concretar las iniciativas locales.

 

Apoyo nacional


La Secretaría de Ciencia y Tecnología contó con el respaldo y recursos de la Nación para poner en marcha el prototipo de una planta que generará energía de la basura. El mismo está en su etapa de construcción en el departamento de Sarmiento.