Sergio Uñac, gobernador de San Juan

 

La quita del Fondo Federal Solidario, que deja a las provincia y a los municipios de jugosos recursos económicos, sigue dando que hablar. A la queja de los intendentes oficialistas y opositores de San Juan, se sumó el gobernador Sergio Uñac. El madamas del Ejecutivo provincial tildó la medida como "complicada, compleja, polémica y antipática".

 

Uñac aclaró que por este año los jefes de las 19 comunas no se quedarán con la sobras inconclusas, y que habrá plata de la Provincia para ejecutarlas en tiempo y forma, "las obras que estaban programadas van a tener continuidad hasta su finalidad".

 

Ayer fue el ministro del Interior Rogelio Frigerio el que llamó gobernador por gobernador para avisarle de la medida, sabiendo el impacto que esto tenía en las provincias, ni hablar en los municipios.

 

El Gobernador confesó que "esto (por la quita del Fondo) participaba dentro de las medidas que tenían para poder ajustar y ayudar al equilibrio fiscal. Si es la salida o no, no lo sé, es la media que toma el Gobierno nacional".

 

Pero fue más allá y advirtió que "esto no es lo último del ajuste, tal vez sea el inicio de un sinnúmero de medidas que tiendan a ajustar los números en el orden nacional y que impactarán en las jurisdicciones provinciales". Y aentenció, "preocupa, no quiero generar alarma, pero son cosas que preocupan".