Luego de la polémica desatada por la imagen en primer plano de su cola, Mónica Farro hizo otra de las suyas, pero con Instagram Stories.

 

"Aburrida" escribió junto a una foto en la que se la ve recostada en la cama con un escotazo.

 

 

¿Otro detalle de la imagen? La vedette no tiene ni una gota de maquillaje y se ve espléndida.