Los cigarrillos electrónicos con nicotina causan rigidez arterial y aumentan la presión y frecuencia cardíacas, “lo que se asocia con un mayor riesgo de ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares (ACV)”, demostró por primera vez una investigación presentada este martes durante el Congreso Internacional de la Sociedad Respiratoria Europea 2017, que finalizará este miércoles en Milán, Italia.

 

"El número de usuarios de cigarrillos electrónicos aumentó dramáticamente en los últimos años, ya que son considerados por el público como casi inofensivos. La industria los comercializa como una forma de reducir el daño y ayudar a las personas a dejar de fumar tabaco, pero su seguridad es debatida y hay evidencia creciente de que generan efectos adversos para la salud”, dijo el médico Magnus Lündback, del instituto sueco Karolinska.

 

Durante el Congreso, el investigador aclaró que si bien los resultados de su estudio “son preliminares”, quedó demostrado que el uso de cigarrillos electrónicos genera “un aumento significativo de la frecuencia cardíaca y la presión arterial en los voluntarios que fueron expuestos”.

 

Fuente: Télam