Ayudar timbeando. El Matebingo que se realizó en la Escuela Industrial contó con 150 personas, que jugaron y contribuyeron para que los alumnos que participan en el gabinete de investigación tengan un viaje de estudios.

 

Sábado a la tarde y de las entrañas del edificio donde funciona la Escuela Industrial Domingo Faustino Sarmiento surgía un grito eufórico: "¡Bingo!". Más allá del ocasional afortunado las 150 personas reunidas están completamente distendidas, tomando mate, como si se tratara de una hora libre porque faltó el profesor.

En realidad sí hay profesores, quienes agitan el bolillero y cantan los números. Piden silencio y concentración cuando dictan las cifras, pero la ronda de mates nunca se detiene y está permitido comer mientras se cumple con la tarea. Más que satisfecha, al frente de la organización María Inés Kellember, afirmó al final de la jornada: "El balance fue muy positivo, se cumplió ampliamente con el objetivo. con la colaboración de los padres y alumnos logramos que sea una hermosa tarde". Pero hay otro motivo de satisfacción. Y es que con el "Matebingo" que organizaron, lo recaudado prácticamente asegura contar con los premios que anunciaron para la rifa cuyo sorteo será el 8 de septiembre y esa será la última etapa previa, en cuanto a lo monetario, para que se cumpla la segunda edición del viaje de estudios de todos los alumnos que participan en los clubes que integran el Gabinete de Investigación.

 

Y el ganador es... Los profesores que coordinan el gabinete y el campamento reconocieron el respaldo que cuentan de los padres, quienes, entre otras acciones, donaron premios para el bingo.

 

Los clubes realizan año a año el denominado "Campamento Científico", considerado un real viaje de estudios, con alumnos de primero a séptimo año que participan en forma permanente en algún club, que conforma el área de actividades extracurriculares del colegio preuniversitario. El viaje de estudios consiste en realizar actividades científicas durante una semana en algún lugar del país. El año pasado el campamento se hizo en Villa La Angostura, Neuquén, visitando centros de investigación del Conicet, Instituto Balseiro, entre otros. Mientras que este año, el objetivo es llegar a Puerto Madryn, para hacer avistaje de ballenas, visitar museos y otras actividades más", afirmó Antonio González, quien junto a Noelia Santandreu son los coordinadores del campamento y trabajan junto a Kellemberg, la coordinadora del gabinete.

Las actividades de cada club son monitoreadas por docentes de la institución que acompañan a más de 200 alumnos para cumplir diversos objetivos orientados a la investigación y desarrollo, muchas veces siendo reconocidos internacionalmente.

Los participantes en los clubes no tienen límite de edad. Cualquier alumno es libre de participar, se reconoce el esfuerzo y trabajo para aprender y capacitarse en actividades que suceden siempre fuera del horario escolar, hecho que estimula la camaradería entre pares y docentes.

Así, llegar a Puerto Madryn ya tiene cartón lleno.



Los clubes
 

La Escuela cuenta con un Gabinete de Investigación del que dependen los clubes:

* Club de Ciencias

* Club de Nanotecnología

* Club de Programación

* Club de Sociales

* Club de Robótica

* Club de Cristalografía

* Club de Astronomía