"Lo primero que hay que saber es que un tatuaje es para toda la vida porque quitarlos resulta caro y no siempre el resultado es el esperado, aún cuando se realicen con laser"".

Dra. María Rueda de Pastor - Médica dermatóloga.