Preferido. Los costillares de cerdo se vendieron en buena forma en la primera jornada de actividad. Los mismos puesteros reconocieron que les llamó la atención el ritmo de la venta en estos cortes.


Lejos del frío y las fuertes ráfagas de viento de hace una semana que obligaron a la postergación, ayer arrancó el “Festival del Carneo Español” que finalizará hoy en el predio “José Dolores” en el Médano de Oro. El evento que organiza la Municipalidad de Rawson por fin pudo abrir las puertas ayer.

Desde temprano cientos de familias comenzaron a llegar al predio. Muchos lo hacían para comprar los embutidos artesanales y rápidamente emprendían el regreso, otros aprovechaban el solcito para acomodarse en las mesas y mientras veían espectáculos folklóricos en el escenario principal, analizaban el menú para almorzar.

Desde pasteles, empanadas, locro, paella, asado vacuno, embutidos de todo tipo, hasta queso de cabra y dulces artesanales se lucían en los puestos y hacían desear a quien pasaba por el lugar. Pero claro, hubo preferencias y en eso muchos puesteros contaron que el costillar de cerdo fue uno de los cortes más vendidos. “Por ahí hay épocas que escasean en las carnicerías, además estos costillares tienen el plus de ser caseros, de campo, por eso la gente los prefiere”, comentó Orlando Gómez.

¿Los precios? 110 pesos el kilo costaba un costillar de aproximadamente 5 kilos en el puesto de Raúl Berón. Mientras que en uno de los puestos ubicados en el ingreso del predio, Richard Leal lo ofrecía a 120 el kilo. Además, el queso de cerdo rondaba en 100 pesos el kilo, los salames valían 70 pesos la pieza, el arrollado costaba 160 el kilo, los chorizos 100 y las morcillas a 90 pesos, el kilo. En otro de los puestos, un enorme queso llamaba la atención de todos por su color. Cada pieza pesaba entre 3 y 5 kilos y costaba 280 pesos el kilogramo.

Resultaba imposible no tentarse, es que los vendedores con sus degustaciones, eran un gancho para atraer compradores. Si bien el primer día no fue del todo bueno, los puesteros se ilusionaron con que hoy mejoren las ventas cuando el predio abra sus puertas desde las 9 de la mañana.