Doménica Parada, gerente del área de Educación en Argentina y Uruguay de Microsoft -la empresa de desarrollo de software que fundaron en 1975 Bill Gates y Paul Allen-, arribará hoy a San Juan para participar en un Seminario que se realizará en la Universidad Católica de Cuyo y previamente dialogó con DIARIO DE CUYO, sobre el papel de las nuevas tecnologías en la educación formal.



-¿Cuáles considera que son los principales desafíos actualmente?

-La tecnología es una herramienta fundamental en cualquier proceso. En el educativo, hay también subprocesos. Uno es el de la enseñanza-aprendizaje y la tecnología puede ayudar a que el docente genere una nueva forma, método o herramienta didáctica en este proceso. También juega un rol importante en lo que es gestión educativa. Todo lo que tiene que ver con la gestión ya sea de docentes, estudiantes, con la administrativa, financiera, con los procesos de recursos también puede colaborar. Por lo tanto hoy día, la tecnología cumple un doble rol en el proceso educativo, de cara al aula y de cara a la gestión. Y en ambos debe ser indicador para potenciar los procesos.

-¿Cuáles son las principales resistencias?

-No sé si son resistencias, pero tienen que ver con desafíos culturales. Porque cambia el rol del docente, que pasa a ser mucho más de acompañamiento. El docente tiene que ir guiándolo al aprendiz, dándole las pistas para que sea el estudiante quien desarrolle su propio aprendizaje. Y ese rol es muy distinto al que ocupó tradicionalmente el docente. Y tiene que partir desde el proceso de formación, es decir en el instituto de formación docente. Ahí hay un desafío super importante. Porque la tecnología debe tener otra mirada. Cuando es considerada como una herramienta didáctica, el docente la incorpora como tal, cambia totalmente la relación que tiene, de cara al estudiante y de cara al proceso de enseñanza-aprendizaje.

-¿En el aula pueden coexistir dispositivos electrónicos y tradicionales?

-Tienen que seguir coexistiendo porque son herramientas didácticas distintas. El libro aporta una cosa y la tecnología, otra. El lápiz es super relevante en los primeros años del proceso de formación del estudiante. Al escribir, los niños generan procesos cognitivos que no se generan si se usara un teclado. El docente, teniendo como foco el aprendizaje del estudiante, debe discernir cual es la herramienta adecuada.

-¿Hay hitos en la incorporación de nuevas tecnologías?

-Hay un marco curricular basado en lo que los estudiantes tienen que aprender. En los primeros años de enseñanza, el modelo touch es indicado, porque a los chicos les atrae tocar. Cuando comienza el proceso de lecto-escritura, debe incorporarse sin dudas el lápiz. Y si no lo tenemos en el dispositivo digital, tenemos que seguir trabajando con el lápiz y el cuaderno normal. Luego, desde tercer año en primaria, agregar el teclado. A medida que aumenta la edad de los estudiantes, se agregan capacidades. En la secundaria se piensa en estudiantes que puedan generar procesos de colaboración, que puedan crear, diseñar y claramente ahí se necesita un dispositivo mucho más potente, desde el punto de vista del hardware y de software. El desafío está en como las distintas empresas de la tecnología somos capaces de apalancar los planes curriculares.

-¿Y en la Universidad?

-Es muy relevante. Vive un proceso de transformación, la tecnología debe estar presente también en el proceso de gestión. No se concibe una universidad que no tenga plataforma tecnológica que permita potenciar la formación. Por eso es importante este seminario en la Universidad Católica de Cuyo.

 

Argentina aprendió en estos diez años a integrar tecnología con educación y es muy relevante.

-¿Que posición ocupa Argentina en la región respecto a esta integración?

-En 2006, Argentina fue pionera, junto a Uruguay, con el plan Conectar Igualdad, para que haya un dispositivo por estudiante. Y en este trayecto siguió evolucionando. Hoy el Gobierno entiende que debe haber un plan con foco en el aprendizaje. Argentina está englobando desde la primera infancia hasta finalizar la secundaria. Y no sólo integrando dispositivos computacionales, sino también robótica, programación.

-¿La conectividad está suficientemente desarrollada en el país?

-La tecnología digital lo que hace es democratizar. Nosotros entendemos eso. En Microsoft entregamos condiciones privilegiadas, para que el sector educativo acceda a la misma tecnología que el sector productivo, a muy bajo costo e incluso con algunas plataformas a costos cero. Por ejemplo, tenemos una plataforma para democratizar el acceso a la robótica. Es un compromiso que tenemos.