Susana Matamora aseguró que la denuncia que hizo anteayer contra el reconocido periodista Rodolfo Uriza por acoso laboral y sexual iba a estar acompañada con la que también iba a realizar otra mujer, pero que el miedo que todavía siente la otra persona le impidió animarse a tomar la decisión.

La locutora acusó al periodista que hoy trabaja en Radio La Gente, por ser víctima de violencia y de acoso en la época en que trabajaron juntos en Radio Del Sur. Matamora señaló que desde fines de 2014 Uriza la maltrataba y luego que ella le comentó que había sido víctima de violencia de género, él empezó a acosarla.

La locutora, que dijo que se animó a la exposición inspirada en el caso de Claudia Vázquez (ver aparte), aseguró que sabe que no es la única víctima de Uriza: "A una chica, que pude comunicarme con ella, le pasó mucho peor que a mí, porque (Uriza) tocó sus partes íntimas. Ella fue a pedir trabajo como locutora a la emisora donde él está trabajando ahora. Lo insultó y antes que saliera corriendo él la amenazó que si hablaba, podía perder el trabajo su papá, y por eso no se atrevió a denunciarle porque tiene mucho miedo y la entiendo. Es joven y tiene una hija".

A pesar de numerosos intentos de DIARIO DE CUYO, Uriza no respondió para brindar su versión sobre las acusaciones.

Matamora tildó de "monstruo" a Uriza y señaló que el acoso sexual fue el que más daño le hizo. Describió que todas las mañanas Uriza aguardaba el momento en que ella estaba realizando la presentación al aire para que le jadeara en el oído o con la lengua tocara puntos erógenos como el cuello o el lóbulo de la oreja. A veces, dijo, la abrazaba desde atrás y tocaba sus senos.

El año pasado Uriza cambió de emisora y Matamora reconoció que encontró alivio pero aclaró que hoy sigue bajo tratamiento psiquiátrico por las secuelas.

"No es fácil contar esto. Pero hay que decirlo porque es mas duro callarlo. Para sanarse hay que hablarlo", afirmó la locutora de 47 años que agregó como otra consecuencia no haber tenido más energías para compartir con su familia, especialmente sus hijos de 20 y 18 años.

La denuncia en la Comisaría de la Mujer quedó hecha anteayer y Matamora ya asistió al examen de un médico legista. El Cuarto Juzgado Correccional estará al frente de la investigación.

Respecto a las repercusiones de la denuncia, Matamora aseguró que compañeros le enviaron audios de llamados a la emisora en los que acusan a Uriza de ofrecer a personas alguna clase de ayuda que necesitaban a cambio de favores, presumiblemente sexuales.

>> Dos casos muy resonantes

 

  • Claudia Vázquez

La locutora denunció a Rodolfo Ridao, el dueño de la radio en que ella trabajaba, por amenazas y lesiones el pasado 24 de septiembre. Mientras Vázquez hacía su programa, Ridao ingresó al estudio y violentamente la expulsó del estudio.

  • Susana Matamora

La locutora aseguró que el caso de la colega la movilizó a animarse a denunciar el 11 de octubre al periodista Carlos Rodolfo Uriza por acoso laboral, cuando fueron compañeros en la misma emisora entre los años 2014 y 2018.