Las fuertes ráfagas de viento Zonda, que después cambió al Sur, y el intenso calor, que hizo trepar la temperatura hasta los 40 grados, fueron el disparador para que ayer se registrara una serie de cortes de electricidad en al menos 6 departamentos de la provincia. El más afectado fue Pocito, donde la caída de ramas provocó daños en un distribuidor y causó que la interrupción del servicio fuera más prolongada.

El Zonda empezó a soplar a partir de las 14, con ráfagas de hasta 55 km/h y recién a las 18,30 la dirección del viento cambió al Sur, que llegó a los 70 km/h. Fueron cuatro horas y media agobiantes en las que, además de los cortes en la electricidad, caída de ramas y de árboles, también se produjeron al menos 3 incendios de pasturas y cañaverales en Chimbas, San Martín y Capital, según informó la Secretaría de Seguridad. Con el Sur la temperatura bajó sensiblemente.

Según fuentes de Energía San Juan, hasta las 20 tenían registrados un total de 195 reclamos por cortes en el servicio, provocados por diversos motivos. Entre ellos caída de ramas y de algunos árboles en líneas de media y baja tensión. Otro factor, según la prestadora del servicio, fue que en muchos domicilios, por la alta temperatura, encendieron simultáneamente equipos de refrigeración, cuando las instalaciones eléctricas no están preparadas para consumos tan altos.

Cabe consignar que al menos 700 usuarios se volcaron a las redes de DIARIO DE CUYO para manifestar su enojo por la falta de energía en algunos lugares y la intermitencia del servicio en otros. Claro que muchas de las quejas eran también por los altos costos de las tarifas de electricidad, que nada tienen que ver con el fenómeno meteorológico que se estaba produciendo en la provincia.

El incidente más importante en el servicio eléctrico se produjo en horas de la siesta en Pocito, donde la caída de ramas sobre las líneas provocaron la interrupción durante unos 10 minutos en toda la Villa Aberastain y su zona de influencia, pero pasado ese tiempo se restablecieron las prestaciones.

Estos cortes en el servicio tienen lugar cuando, según una nota publicada por este diario en octubre, ante la luz de alarma que habían encendido desde el Gobierno nacional, al salir a advertir que por el confinamiento iba a aumentar el consumo de energía eléctrica residencial y en el verano, con más gente sin salir de vacaciones y trabajando en sus casas se preveían más cortes. Pero, desde las distribuidoras y la transportista que operan en San Juan, coincidieron en forma unánime en que ese escenario de cortes no se iba a repetir en San Juan.

De todos modos, los departamentos más afectados por los cortes fueron Ullum, Albardón, Rivadavia, Rawson, 25 de Mayo y Pocito, al que ya se hizo referencia.

Por las fuertes ráfagas de viento Zonda también se produjeron destrozos, por ejemplo en Santa Lucía. En este departamento bomberos municipales trabajaron en al menos dos caídas de árboles, que se registraron en inmediaciones de una una escuela y en un Centro Integrador Comunitario.

En Roque Sáenz Peña, entre 12 de Octubre y Urquiza, frente a la escuela Miguel de Cervantes Saavedra, un árbol (aparentemente un plátano) de unos 40 metros de largo, cayó sobre el pavimento y arrasó con todo el cableado que encontró a su paso. Otra caída fue en el CIC del Barrio Enoé Bravo, en San Lorenzo y Necochea. Allí, las fuertes ráfagas de viento Zonda derrumbaron una mora de gran porte y, durante la caída, el ejemplar cortó cables de electricidad, telefonía y televisión. Afortunadamente, en ambos casos no hubo que lamentar personas heridas.

Quejas

195 Es la cantidad de usuarios de la provincia que denunciaron ayer cortes en el servicio a la empresa Energía San Juan, hasta las 20.