El panel de científicos de la ONU sobre el cambio climático dijo en su último informe entregado el 2007 que algunas de las lecciones de los eventos sísmicos son:

* Una alerta y respuesta temprana pueden limitar el número de muertos y el margen de destrucción.

* Enseñar a la gente acerca de los riesgos puede permitir a las comunidades adaptarse a una catástrofe.

* Hay muchos factores que reducen la capacidad o la voluntad de la gente de huir. Entre ellos se incluyen el tiempo de alerta, las rutas de salida y "la propia necesidad de proteger la propiedad, los animales domésticos y las posesiones".

* Las barreras costeras naturales - los arrecifes de coral, las islas y los humedales como manglares /(especies de bosques) y pantanos - son una primera línea de defensa contra las mareas y las inundaciones. Salvaguardar dichos sistemas naturales puede ayudar a limitar los daños.

* La falta de coordinación y la mala regulación de las construcciones a lo largo de muchas costas han agravado los riesgos.

* La prevención de desastres y la respuesta efectiva dependen de instituciones fuertes, así como de la preparación adecuada de la población.

En tanto la la Administración Nacional del Océano y la Atmósfera (NOAA) de EEUU dijo que algunas recomendaciones a tener en cuenta son:

* Si está en el hogar y escucha que hay una alarma de tsunami, debería asegurarse de que toda su familia se entere de la misma. Su familia debería evacuar la casa si vive en las zonas costeras. Desplácese en forma ordenada y calmada.

* Si usted se encuentra en la playa o cerca del océano y siente un sismo fuerte, muévase de inmediato a tierras más altas. NO ESPERE que se anuncie una alarma de tsunami. Un tsunami regional producto de un sismo local puede impactar algunas zonas antes de que se anuncie una alarma de tsunami.

* En muchas zonas costeras se ubican altos edificios de hoteles de concreto armado. Los pisos superiores de estos hoteles pueden proporcionar un lugar seguro para encontrar refugio si hay una alarma de tsunami y no puede desplazarse rápidamente tierra adentro a zonas más altas.