"No creo que las paredes soporten una lluvia más. Ya no sé con qué apuntalarlas. La verdad que tenemos miedo de morir aplastados". Con estas palabras, Elba Bonilla describió la angustiante situación que viven tras las intensas y sucesivas lluvias que dejaron su precaria casa en riesgo de derrumbe. Con la última tormenta del martes a la noche se hundió parte del techo por la humedad acumulada. Como ella, varias familias del Medanito, en Rawson, fueron afectadas por la tormenta y requirieron asistencia. Lo mismo sucedió en Pocito y Sarmiento, donde también se registraron cortes de luz. Al menos 55 familias fueron asistidas.

La casa de Elba Bonilla quedó deteriorada por el terremoto del 44. Pero, su estado se agravó con las últimas lluvias. Por la humedad se cayó parte del revestimiento de barro de las paredes, dejando las cañas al descubierto. También afectó el techo. "Las paredes de la casa son de caña y barro y ya no soportan más. Las tenemos apuntaladas con palos, al igual que el techo, pero en cualquier momento se viene todo abajo. Necesitamos mucho más que un nylon para arreglarla", dijo la mujer que vive en calle Florida, a metros de Calle Vieja, en el Medanito, departamento Rawson.

El pronóstico

Según el Servicio Meteorológico Nacional para hoy a primeras horas de la mañana hay
probabilidades de tormentas aisladas, aunque el tiempo mejorará para el resto de la jornada.
En tanto que para mañana se espera una temperatura mínima de 20 y una máxima de
31, con el cielo parcialmente nublado durante todo el día. Para el sábado el pronóstico indica
una mínima de 21 grados y una máxima de 34. El domingo volverá el calor intenso con una máxima de 37 grados

Deterioro. Marianela Palacios dijo que teme que su casa de cañas y barro se derrumbe si continúan las lluvias y ventarrones como los del martes pasado por la noche.

A escasos metros de esta mujer vive Marianela Palacios, que prefiera estar con su bebé en la intemperie antes que dentro de su vivienda. El fundamento: también está en riesgo de derrumbe. "Cada vez que llueve tratamos de poner a los niños a salvo fuera de la casa, y bajo algún refugio. Como las paredes son de caña y barro ya están muy rotas por la humedad. Anoche (por la noche del martes) parecía que el ventarrón se iba a llevar todo. En el patio ya se consumió casi toda el agua de lluvia acumulada, pero adentro de la casa todavía no", dijo la joven.

Pasadas las 21 del martes comenzó el temporal de viento y lluvia que ocasionó complicaciones a vecinos de Rawson, Pocito y Sarmiento, los departamentos más afectados. Según un relevamiento de este diario, unas 55 familias de estas comunas necesitaron asistencia. En Rawson fueron 20 las que requirieron ayuda con nylon y palos. En Pocito también fueron 20, aunque una tuvo que ser evacuada. "La gente más afectada fue la de Carpintería. Allí, una casa que está a la orilla de la Ruta 40 fue inundada por la creciente y debimos trasladar a sus habitantes a la casa de un familiar", contó el intendente Armando Sánchez.

En este departamento, además, hubo al menos unos 30 usuarios sin luz, tras la caída de 6 postes del alumbrado público a raíz del ventarrón. Fue en calles Vidart y 5.

En Sarmiento, los vecinos más complicados fueron los de Cochagual. El municipio asistió a 15 familias de este distrito con nylon, palos y colchones.

Caída. El fuerte viento que se registró el martes pasado por la noche derribó 6 postes de luz con el tendido eléctrico, en calle Vidart, pasando calle 5, departamento Pocito.

Algo positivo fue que no cayó granizo en estas comunas por lo que no se registraron daños en las plantaciones, según informaron desde los municipios, aunque sí se perdió un día de trabajo en el campo por el barro acumulado.

Por las crecientes que generó la lluvia y por las ramas caídas que dejó el viento, las rutas de la provincia estuvieron transitables, pero con precaución.