El dinosaurio que acaba de descubrirse cambiará el destino de Caucete. Es el más antiguo que habitó la Tierra, tres veces más grande que los ya conocidos. Bautizado "Ingentia prima", con él nace una ruta extraordinaria de atracción mundial: "El camino de los dinosaurios".


El pueblo, con poco más de 50 habitantes, pudo tener electricidad recién en 2012 y padece de muchas necesidades. Fue en 2001 cuando se descubrió el yacimiento de Balde de Leyes, en el departamento Caucete, y a partir de 2014 se extrajeron centenares de ejemplares. Luego, en 2015, un grupo de investigadores definió la formación Balde de Leyes que aparece en el sureste de la provincia de San Juan desde las sierras Imanas hacia el sur, entre el cerro El Gigantillo y las Lomas de Leyes, como un sistema geológico que forma parte de la cuenca Marayes-El Carrizal, que está vinculado con la cuenca de Ischigualasto-Villa Unión y juntas forman parte de una serie de cuencas de rift continentales (Nota del Autor: fosas tectónicas alargadas), que se desarrollaron sobre el margen oeste de Pangea (N. del A.: supercontinente que existió al final de la era Paleozoica y comienzos de la Mesozoica). Todos estos testimonios surgieron tras los resultados de estudios realizados con sensores de imágenes satelitales, sedimentológicos y paleontológicos. Por la envergadura de estos datos, existen proyectos para crear un área protegida en la región con el fin de preservar el yacimiento e integrarlo como patrimonio cultural y natural de la provincia de San Juan, en el marco de la Ley 6.801 en esa materia.


Toda la información que se conoce desde el reciente anuncio del descubrimiento ha sido publicada en la revista "Nature Ecology & Evolution", a través de un artículo firmado por los investigadores del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de San Juan, Ricardo Martínez (jefe de la División Paleontología de Vertebrados del Instituto y Museo de Ciencias Naturales, IMCN), Cecilia Apaldetti, Ignacio Cerda, Diego Abelín y Oscar Alcober. Ahora, en 2018, con esta confirmación científica del descubrimiento de Balde de Leyes, se revela que se trata de un dinosaurio de 200 millones de años, herbívoro, al que se le ha impuesto el nombre de Ingentia prima.

 

Infografía: Darío Vildozo


 

"Creíamos que eran huesos de vaca..."


Según ha comentado la paleontóloga del Conicet Cecilia Apaldetti, fue el técnico Diego Abelín, integrante del citado equipo de investigación, quien detectó por primera vez estos restos y en un comienzo "creíamos que eran huesos de vaca...". Pero luego se puso a gritar que había encontrado un dinosaurio gigante: "Intuimos algo muy importante, pusimos una cámara fija y empezamos a hacer fotos".


Así, se logra conocer el animal más grande en su especie en todo el mundo y su nombre, "Ingentia", hace referencia a su tamaño colosal, en tanto que "prima" indica que es el primer gigante conocido hasta hoy en el planeta. Lleva nombre femenino aunque no se puede determinar si los ejemplares eran machos o hembras. Según informó el citado y reconocido científico sanjuanino Ricardo Martínez, de la UNSJ, este es el primer registro de dinosaurio gigante del mundo y "una vez que sale publicado científicamente, es cuando realmente existe", como acaba de suceder. No obstante Balde de Leyes continúa en exploración.



Ahora, "El camino de los dinosaurios": Ischigualasto, Balde de Leyes, Huaco...


Ischigualasto y el yacimiento de Balde de Leyes en materia paleontológica se complementan, según Martínez: "Con Ischigualasto se lograba conocer hasta un punto determinado y ahora se conoce otra parte, y a su vez, ambas se complementan". Martínez, quien es hijo de Rufino Martínez, poeta, escritor y primer director de Cultura de la provincia en tiempos de democracia, reconoce que los fósiles de dinosaurios encontrados en Balde de Leyes, "superan tres veces el tamaño de las especies más grandes del Triásico conocidos hasta ahora", y se cree que el dinosaurio que acaba de encontrarse llegó a tener una masa corporal de 10 toneladas y 8 metros de largo. Los conocimientos hasta hoy consideraban que el gigantismo había surgido "durante el periodo jurásico, hace 180 millones de años aproximadamente, pero Ingentia prima vivió a fines del Triásico, entre los 210 y 205 millones de años".


Desde el punto de vista turístico cultural, el Gobierno de la Provincia ya ha observado la posibilidad de que el reciente hallazgo contribuirá también a establecer de hecho un "camino de los dinosaurios" que incluye el extenso territorio de Ischigualasto, en Valle Fértil, Balde de Leyes, en Caucete, Huaco, en Jáchal, y más espacios que diferentes centros de interpretación deberán explicar convenientemente. A su vez, Balde de Leyes podría convertirse en "un polo de investigación y el departamento Caucete crecería notablemente".



Balde de Leyes, 45 habitantes, escasos servicios y muchas necesidades


El pueblo caucetero de Balde de Leyes tiene apenas medio centenar de habitantes y en 2012, luego de 70 años de existencia formal, el gobierno de San Juan hizo instalar la luz eléctrica. Cuenta con una escuela de nivel primario y secundario, la "Juana Manso", de donde surgió un conocido personaje que se caracterizó por su lucha por los pobladores del lugar, Francisco Ramos, ex maestro y ex director de la escuela, que luego de su retiro fue reemplazado por el maestro Gustavo Bustos. En los últimos años llegó ayuda de grupos de jóvenes conocidos como Fans Club de Soledad y Fans Club de Vilma Palma y Vampiros, de la Comisión Provincial de Pensionados de Vejez e Invalidez y de la Ex Legislatura a través de gestiones del periodista Pedro H. Yelamo con su programa "Tribuna del jubilado". Muchas son las necesidades de sus pobladores, sobre todo asistencia en Salud, refacción de viviendas, programas nacionales para mano de obra, reparación de la huella de acceso y ampliación de la Escuela Manso. Pero este reciente descubrimiento científico aparece como la gran oportunidad de su historia.