"Refrigera o congela los alimentos perecederos de inmediato, es decir, dentro de las dos horas desde que los compraste o los preparaste. Si la temperatura ambiente es superior a 32,2°C, refrigera los alimentos perecederos dentro de una hora después de comprarlos".


"La inocuidad de los alimentos -incluyendo el agua- es un requisito para la salud pública, y se refiere a la ausencia de todo tipo de peligro (biológico, físico y químico) en los mismos", indicaron a Suplemento Verde de DIARIO DE CUYO la magister Gloria Tropea, responsable de la licenciatura en Alimentos de la Universidad Católica de Cuyo UCCuyo-, junto a la licenciada en alimentos Ánika Tropea.


"Como sabemos, los peligros pueden llegar a los alimentos desde diversas fuentes -manipulador, ambiente, utensilios, agua, origen del alimento-, por malas prácticas en la producción primaria, mal uso de productos químicos -como aditivos, desinfectantes, plaguicidas y alérgenos entre otros; la falta de controles durante el proceso o materias primas contaminadas, entre otras", indicaron durante una conferencia dictada en la Escuela Agrotécnica Sarmiento.


Justamente desde el Área no Formal del establecimiento educativo, desarrollaron esta actividad junto a la cátedra de Legislación Alimentaria y a los profesionales de la Cátedra de Agronegocios y la licenciatura en Alimentación de la UCCuyo.

Gloria y Ánika Tropea aconsejan "cocinar la carne de res picada a 71,1°C, los filetes y las costillas asadas de cordero, cerdo y ternera a 62,8°C como mínimo. El pollo y el pavo a 75°C".


OBJETIVO

Su objetivo fue "promover el uso de la Buenas Prácticas en la elaboración de productos alimenticios, a fin de adquirir las competencias y habilidades necesarias para desarrollar tareas en compañías de la industria y educación alimentaria; con acabado conocimiento de la legislación alimentaria nacional e internacional", indicaron el agrónomo Luis Pérez, director de la agrotécnica; junto a los docentes y agrónomos Aquiles Mollá y Alejandra Amezcua.



CONSUMIDORES

"Los consumidores exigen cada vez más servicios donde la palabra "calidad" está en boca de todos y el "control de calidad" por parte de los clientes es también moneda corriente. Ellos tienen el verdadero poder fiscalizador", afirmaron las especialistas en alimentos Gloria y Ánika Tropea.


Y afirmaron que "el mantenimiento de la higiene es una condición clave para asegurar la inocuidad de los productos en cada una de las etapas de la cadena alimentaria -desde la producción primaria hasta el consumo- e involucra una serie de prácticas esenciales como la limpieza y desinfección de las superficies en contacto con los alimentos, la higiene del personal y el manejo integrado de plagas".


"Como punto de partida es importante comprender que las Buenas Prácticas Agrícolas BPA- y las Buenas Prácticas de Manufacturas BPM- son un conjunto de principios, normas y recomendaciones técnicas, que nos permiten controlar los peligros minimizando los riesgos de ocurrencia y garantizando que se adopten las medidas de control y prevención aplicables a la producción, procesamiento y transporte de alimentos", explicaron entre otros conceptos.


Y como dato confirmatorio argumentaron: "Cada año, en el mundo las víctimas por alimentos contaminados llegan a 420 mil. Organizaciones como la FAO llaman la atención sobre la necesidad de inocuidad en todos las etapas de la cadena de producción y consumo de estos".



CONSEJOS PARA PREVENIR

  • Lávate las manos y lava los utensilios y las superficies de los alimentos con frecuencia. Lávate bien las manos con agua tibia y jabón antes y después de manipular o preparar alimentos. Usa agua caliente y jabón para lavar utensilios, tablas para cortar y otras superficies que utilices.
  • Mantén los alimentos crudos separados de los que están listos para comer. Al hacer las compras, preparar la comida o almacenar alimentos, mantén la carne de res, la carne de ave, el pescado y los mariscos crudos lejos de los otros alimentos. Esto evita la contaminación cruzada.
  • Cocina los alimentos a una temperatura segura. La mejor manera de saber si los alimentos se están cocinando a la temperatura segura es utilizar un termómetro de alimentos.



EN NÚMEROS

  • 420  Mil personas, cada año, suman en el mundo las víctimas por alimentos contaminados según la FAO.
  • 3.000  Personas anualmente en San Juan se capacitan en manipulación de alimentos conforme exige el Código Alimentario.

MÁS DATOS

Las personas interesadas en este tipo de actividades de capacitación, informes e inscripción en el RPNE y RPNA, deben dirigirse al Centro Cívico por Av. Libertador tercer piso, núcleo 2, Capital, San Juan. Tel. 264-4305549 o [email protected]