Por: Juan Carlos Lopresti

El Estado Polinesio, conformado por 118 islas, se encuentra al este del Pacífico Sur, entre Tokyo y Santiago de Chile, ocupa una superficie de mar tan extensa como Europa y abarca cinco archipiélagos: Sociedad, Marquesas, Tuamotu, Gambier y Austral. Las más visitadas son las Islas de la Sociedad: Tahití y Moorea (Islas de Barlovento) y Bora Bora, Huahine, Tahaa y Raiatea (Islas de Sotavento). El censo de 2007 otorga a Polinesia una población de 259.000 habitantes, de los que el 75% habita en Tahití.


Si hay un destino que para el imaginario occidental expresa la idea del paraíso en la tierra, ése es Polinesia. Mar turquesa de aguas poco profundas, irisaciones inauditas, fondos coralinos de espectacular belleza y biodiversidad, playas solitarias de arena blanca o rosada, selvas de color esmeralda, resorts de lujo con bungalows sobre el agua, un destino ideal tanto para una estancia de relax y romanticismo como para el turismo activo y el cultural. Ahora bien, hay que advertir que en estas islas paradisíacas acecha un terrible peligro: el de sentirse tentado de cortar amarras y quedarse en ellas para siempre. Juan Carlos cuenta su viaje y experiencia.


"Aunque se trata de un destino generalmente caro, se pueden abaratar costos y hacerlo más accesible, ahorrando principalmente en la categoría de los hoteles a contratar. El viaje, puede resultar muy atractivo para los sanjuaninos, ya que Latam tiene un vuelo que sale de Mendoza hacia Santiago de Chile y desde allí a Papeete, que es la capital de Tahití, previa escala técnica, de ida y de vuelta en la Isla de Pascua. 

Mercado Papeette

En la capital aconsejo no estar más de tres días ya que se trata de una ciudad con bastante tránsito y pocas cosas para conocer, aunque se destacan el enorme Mercado Central ubicado en pleno centro donde se puede comprar de todo, souvenires, ropa, comida, frutas, y las tradicionales coronitas con flores naturales que usan especialmente las mujeres. A veces, hay música y danzas tradicionales, especialmente cuando llegan los pasajeros de cruceros internacionales. Un dato para tener en cuenta es que la mayoría de los negocios cierran a las 17.30 incluso algunos restaurantes, ya que amanece muy temprano y las actividades en el mercado comienzan a las 5 de la mañana. Se puede conocer la sede de la "Asamblea Territorial' que es donde funciona la autoridad de las 118 islas que componen la Polinesia Francesa. Todo se puede hacer caminando y por ese motivo les recomiendo el hotel "Tiari Tahiti', sobre el bulevar marítimo, a pocas cuadras del mercado, la iglesia y numerosos restaurantes. Además, está muy cerca del puerto de donde salen los ferry con destino a la isla de Moreea que es el siguiente destino'.

Danzas típicas

Moreea

"El viaje en ferry dura unos 45 minutos en un barco muy cómodo y moderno, con horarios que van desde las 7 de la mañana cada hora hasta la tarde noche. Al llegar al puerto de "Vaiare' hay diferentes formas de trasladarse al hotel elegido. En mi caso opte por el servicio público de ómnibus que me dejo en la puerta del hotel "Kaveka' que en realidad está integrado por bungalows frente a la laguna, tiene, una playa privada y un buen restaurante. Desde la recepción, se pueden contratar las distintas excursiones que hay en la isla, la cual tiene una sola carretera de 60 km.de recorrido. Paseos en barcos para hacer snorkling y buceo son los más utilizados por los turistas. La ventaja de alojarse en bungalows es que uno puede comprar la comida en un supermercado y comer en la playa observando el paisaje ya que los restaurantes son bastante caros y el plato principal es el pescado crudo, no recomendable para quienes tienen problemas digestivos'.

Snorkling

Tiki village theatre
 
"Este lugar imperdible en Moreea sirve para conocer la cultura y la gastronomía de sus habitantes. Por 112 dólares ofrecen un buffet froid realmente espectacular al igual que comidas calientes y hasta un cerdo cocinado durante 5 horas a dos metros bajo tierra. La mesa de postres también es muy atrapante y uno puede servirse las veces que quiera. Finalizado este festival gastronómico, los turistas son conducidos a un pequeño estadio con tribunas desde las cuales se puede disfrutar de un magnífico espectáculo de danzas nativas, llenas de colorido y música donde también se puede interactuar con los artistas'.

Restaurant hotel
Danzas en el mercado
Bungalows frente a la costa

Bora Bora 

"Es el plato fuerte del viaje, se llega con un vuelo de Air Tahití y demora 50 minutos con muy buena atención a bordo. El avión aterriza sobre un islote en Moto Mute y desde allí la empresa aérea cuenta con un moderno catamarán para que los pasajeros se trasladen, sin cargo, al "puerto de Vaitape'. Este es el lugar más poblado de la isla que tiene 30 km. de diámetro. Según el hotel contratado, te envían un vehículo a buscarte, o en caso contrario allí mismo se puede alquilar un auto, que no resulta tan oneroso para cinco días de estancia. Aquí recomiendo dos hoteles, el "Village Termanuata', compuesto también por completos bungalows ubicados a ambos lados de un sendero pleno de vegetación que desemboca en una playa privada en la laguna considerada la más hermosa del mundo por el cambio de tonalidades de sus aguas. Cabe aclarar que esta laguna sobre la que se puede caminar durante cientos de metros es la que rodea la isla y más atrás está el mar. Frente al hotel también hay un supermercado y en el puerto otro más grande donde comprar lo que uno desee para comer sin gastar en los restaurantes. Los negocios más visitados son los que venden las "perlas negras' a precios casi inaccesibles, por lo menos para nosotros, aunque los cruceristas que llegan a la isla suelen hacer buenas compras.


El otro hotel que recomiendo es "Villa Rea Hanaa', que en realidad es la casa del pintor y escultor francés Garry Yrondi, ubicada sobre una colina desde la cual se puede observar toda la laguna y a las 17.55 más o menos, es imperdible ver la puesta del sol sobre sus aguas, ofreciendo una gama de colores realmente maravillosa. Este artista, es el autor de una escultura titulada la "Mujer Pez' ubicada sobre un pequeño islote a la salida del aeropuerto de Bora Bora.


Por último, y esto es un buen consejo para tomarse un día o unas horas de descanso antes del regreso, alojarse en el "Hotel Escuela Tiki', durante una noche, a pocos minutos del aeropuerto y aguardar allí la salida del vuelo'.

PARA SABER MÁS 


Cómo llegar: Latam tiene un vuelo desde Mendoza a Santiago y desde allí a Papeete.


Dónde alojarse: En Papeete, 3 noches en hotel Thiare Tahití, en Moorera, 4 noches, hotel Kaveka, en Bora Bora , 3 noches Hotel Temanuata y en Villa Rea Hanaa, 3 noches. Para el regreso, una noche, Hotel Tiki, cerca del aeropuerto de Papeete. El regreso a Santiago de Chile es de noche por lo tanto se debe contratar un hotel en la capital transandina hasta el día siguiente para retornar a Mendoza.


En todos los casos los precios son considerados accesibles, ya que para alojarse en aquellos bungalows cuyas fotos se ven, en medio de la laguna, con servicio de comidas incluidos, cuesta mucho mas.


Idiomas: Se habla el francés, el polinesio, y en algunos casos el ingles.


Moneda: Se utiliza el franco polinesio, que se puede cambiar en cualquier banco por dólares o euros, pero también en otros negocios como el mercado, se consigue mejor cotización.


Horarios: Los comercios abren de 8 a 12 y de 13.30 a 17 ò 17.30. El mercado de Papeete atiende de 5 de la mañana a las 17.


Seguridad: En general las islas son seguras, la gente es muy amable y trata de ayudar cuando los turistas necesitan llegar a un lugar .

[email protected]