Facebook es una de las aplicaciones que más se usa en los celulares de todo el mundo pero a la vez, el servicio que cuenta con 1.150 millones de usuarios, es la aplicación móvil que más energía, datos y recursos consume.

 

Según pruebas realizadas por el sitio Android4all en diferentes smartphones, se llegó a la conclusión que resulta conveniente acceder desde el navegador Chrome en vez de la aplicación móvil. De este modo se gana energía y vida útil del teléfono sin perder una experiencia completa en la red social.

 

La aplicación Facebook consume el 20 por ciento de la batería del equipo cuando se actualiza y optimiza la aplicación. Para colmo, no permite corregir los errores de funcionamiento. Y eso no es todo: hay que sumarle los fallos que presentó el año pasado que ocasionaron que la aplicación gastara más batería de lo habitual.

 

Una de las maneras para darle un poco de respiro a tu celular es desactivando las notificaciones. Para hacerlo hay que ir a última de las columnas de la aplicación (las tres líneas horizontales), ingresar en “Configuración de las aplicaciones”, y dentro de “Notificaciones” apagar todas las opciones activas. También dentro del mismo apartado es posible cancelar la reproducción automática de videos para evitar un gasto innecesario de batería.

 

Otra opción es cerrar la aplicación mientras se mantiene funcionando en segundo plano. Para hacerlo, también desde configuración, necesitamos entrar en aplicaciones y buscar Facebook en la lista. Después solo hay que seleccionar “Forzar detención“. Esta función no elimina la aplicación ni mucho menos, de hecho se reactivará la siguiente vez que la abras.

 

En el caso que no quieras realizar ninguna de estas tareas, sin dudas, la opción es Facebook Lite. La versión light de la red social de Zuckerberg te permitirá navegar pero consumiendo muchos menos datos y batería. Podrás seguir recibiendo notificaciones y subiendo fotos como de costumbre. Eso sí, la interfaz gráfica dista mucho de la versión original.