Como ya lo anticipaba el informe Horizon 2010, la realidad aumentada (RA), se está convirtiendo en una tecnología que se incorpora a diferentes ámbitos, entre ellos, el educativo. La realidad  aumentada es aquella tecnología que permite incorporar datos virtuales (texto, híperenlaces, audio, vídeo, multimedia, entre otros) a partir de un objeto del mundo real.

 

Para lo cual es necesario contar con un dispositivo móvil, tablet o portátil con una cámara, además de un software que pueda procesa la información, entre los que destacan  layar, aumentaty o wikitude, programas que están consideradas como las mejores. Así mismo, se requieren unos activadores de realidad aumentada y una pantalla donde mostrar la imagen real junto con los datos recuperados.

 

Es importante hacer la diferenciación entre realidad virtual y realidad aumentada. Mientras que en el primer caso nos sumergimos en un mundo virtual que nos genera un ordenador, en la realidad aumentada nos servimos del mundo virtual para ampliar la información del mundo real, con la finalidad de poder interactuar con ella.

 

Niveles de realidad aumentada


Existen cuatro niveles de realidad aumentada: el primero los hiperenlaces en el mundo físico. Los activadores en este nivel son los códigos QR que nos llevan a un sitio web. Para poder leer los códigos QR es importante tener instalado en el dispositivo móvil la aplicación de reconocimiento.

En segundo logar, la realidad aumentada por marcadores. En este nivel los activadores son marcadores, figuras que cuando las escaneamos nos permiten obtener un modelo 3D del objeto que se superpone en la imagen real.

En tercer lugar la realidad aumentada sin marcadores. Los activadores son imágenes, objetos o bien localizaciones GPS y por último la visión aumentada. Se trata de la realidad aumentada que se consigue por la incorporación de gafas (google glass) o en lentillas biónicas.

 

Aplicaciones de la RA en la educación

 

En la actualidad, son diversas las ventajas que la realidad aumentada ofrece en el sector educativo, por ejemplo:

 

1- Los libros de texto mejorarían su nivel de interactividad, permitiendo visualizar objetos en 3D, integrando ejercicios en el que el alumno pueda explorar objetos desde todas las perspectivas posibles como los principios básicos de anatomía, los artefactos de ingeniería o las obras de arte que se podrían ver desde diferentes ángulos.

 

2- La realidad aumentada también permitiría conocer información sobre ubicaciones físicas concretas, en la que los profesores, los alumnos y las familias puedan crear itinerarios, escenarios y experiencias basadas en la geolocalización, la experiencia la puedes obtener usando aplicaciones como Eduloc o Espira.

 

3- También es posible integrar la RA a través de metodologías de trabajo más activas y de corte constructivista como WebQuests, mejorando la motivación del alumnado y contribuyendo al aprendizaje por descubrimiento.

 

4- Desde el punto de vista del e-learning, puede integrarse en cursos on-line o a través de incorporar juegos virtuales basados en el reconocimiento gestual y la geolocalización.

 

5- Otra de las ventajas de uso de realidad aumentada es su integración con diversas áreas curriculares como matemáticas, ciencias, educación física, idiomas, conocimiento del medio, entro otros. Un claro ejemplo de ello lo tenemos en learnAR.

 

La RA es una tecnología con un futuro prometedor, dado que posee la capacidad de enriquecer elementos de la realidad con información detallada pudiendo aplicarse en ámbitos muy variados. En el ámbito educativo puede utilizarse para complementar los  materiales didácticos con modelos virtuales que estimulen la percepción y ayuden a la comprensión de los conceptos.