La exministra de Cultura, Teresa Parodi y el exsecretario del área, Jorge Coscia son dos de los imputados por el fiscal federal Patricio Evers, quien busca que se investigue el modo en que desde el área de Cultura del kirchnerismo se contrató a la banda musical preferida del exvicepresidente de la Nación Amado Boudou, "La Mancha de Rolando".

 

Según informó Infobae, Evers, quien interviene en una causa que está a cargo del juez Sergio Torres, imputó a los exfuncionarios del ministerio debido a las sucesivas contrataciones por las que los músicos fueron beneficiados.

 

 

La imputación realizada por Evers está dirigida a los exfuncionarios que intervinieron en los expedientes mediante los que se autorizaron los pagos por 31 shows realizados entre 2011 y 2015.