Un trágico accidente tuvo lugar en Junín de los Andes en las últimas horas. Matías Rébora Ubade se dirigía hacia Chile en una camioneta Toyota Hilux, cuando pasó por un tramo de la Ruta 62 en el que estaba trabajando Vialidad Nacional con explosivos. Un conjunto de piedras que voló después de una explosión, cayó sobre su vehículo y lo aplastó. Junto a él viajaba su hijo de 13 años, quién solo tuvo lesiones leves.

 

Matías fue trasladado de urgencia al centro de Junín de los Andes y de allí a un hospital de San Martín de los Andes, donde falleció. El aplastamiento le generó un traumatismo de cráneo grave que derivó en su muerte. Según relató a Infobae uno de sus amigos, Diego González del Solar, Matías se dirigía a Chile junto a su hijo para, desde allí, tomar un vuelo hacia Ecuador, donde pasaría unos días de vacaciones junto a su hijo y un amigo.

 


Debido a la cantidad de gente que hay en los pasos fronterizos entre Argentina a Chile como consecuencia de la temporada de vacaciones, Matías decidió tomar un camino alternativo. Viajó por la Ruta 62, camino al paso Carirriñe, en Neuquén. Cuando se trasladaba por esa ruta se encontró con una camioneta de Vialidad Nacional que obstruía el paso. El encargado que estaba al mando del vehículo le dijo que no se podía pasar por ahí porque estaban trabajando y que debía esperar algunas horas. Matías le dijo que no podía esperar y el agente de Vialidad le permitió pasar pese a que sabía que estaban trabajando con explosivos.

 

Los operarios no se comunicaron entre sí y continuaron trabajando pese a que Matías había sido habilitado para pasar por el tramo restringido. Estaban trabajando en obras de ensanchamiento de la ruta y continuaron con la utilización de explosivos. En el momento en que Matías pasaba por el lugar, una explosión generó un derrumbe de piedras que impactaron en la camioneta Toyota.

 

 

El hijo de Matías iba acostado en la parte trasera de la camioneta y logró salir ileso del accidente. Cuando pudo escaparse del vehículo, salió corriendo y gritando. Los operarios de Vialidad lo divisaron y luego iniciaron el plan de emergencia para poder rescatar al conductor. El fiscal que lleva adelante la causa, Manuel González, aseguró que "de acuerdo a las primeras hipótesis, hubo negligencia por parte de la gente que estaba trabajando en el lugar". En declaraciones a Radio Fun destacó que los operarios "eran cuatro personas que ya están identificadas y serán sometidas a una investigación".

 

 

La familia de Matías denunció irregularidades en el operativo de prevención y en la señalización de la zona de trabajo. Aseguran que no había carteles que señalizaron el trabajo peligroso y ni indicaciones sobre las medidas de seguridad que había que cumplir para trasladarse por esa ruta. "Es un hecho de corrupción y desidia", aseguró su mejor amigo.