Duro examen para Argentina. Dujovne y Lagarde en el centro de la mesa de negociaciones en la mesa del FMI. Lo primero que debió hacer el ministro fue el pedido de "perdón" por incumplir las metas.

 

Con la cotización del dólar en alza, lo que deja muy poco margen de maniobra al Gobierno que ve licuar sus reservas para contenerlo, el ministro de Economía, Nicolás Dijovne, comenzó ayer la difícil misión de convencer al FMI que adelante los dólares que el país necesita.

Y si bien de ambas partes se informó "que hubo avances en las negociaciones", el directorio del Fondo Monetario recién estaría en condiciones de aprobar el nuevo acuerdo dentro de un mes. En este contexto de volatilidad financiera e incertidumbre política, el presidente Mauricio Macri

pidió ayer a los empresarios "poner el hombro" para sacar al país de la "emergencia", mientras se cierra un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario.

"No puedo dar tiempos, pretendemos que sea votado en el board del Fondo en la segunda mitad de septiembre, pero para eso tiene que haber acuerdo técnico. Hay entendimiento, pero falta el acuerdo formal", dijo Dujovne.

Dujovne, se reunió con la directora ejecutiva del Fondo Christine Lagarde por espacio de una hora en busca de que el organismo adelante millonarios desembolsos para equilibrar las cuentas en 2019 y brindar así confianza a los turbulentos mercados.

El presidente del Central, Luis Caputo, se quedó a último momento en Buenos Aires para atender la situación del volátil dólar.

Ayer, pese a los anuncios del día anterior sobre la imposición de retenciones a todas las exportaciones y el recorte de gastos para llegar al déficit cero, el Banco Central tuvo que salir a vender 358 millones de dólares para estabilizar la escalada del billete. Finalmente, la divisa estadounidense cerró a $39.69 en promedio en la city porteña después de haber llegado hasta los 42 pesos.

Por eso, la urgencia de un nuevo salvataje del FMI.

"Se trata de mejorar los términos del acuerdo firmado en junio de manera de reforzar el programa. La argentina ya dio pasos en los últimos días con el anuncio de medidas fiscales. Estamos conversando sobre cómo seguir avanzando para que todo el apoyo de la comunidad internacional pueda materializarse en una clara mejora en los indicadores financieros en argentina", explicó Dujovne.

En este contexto, fue consultado sobre la nueva suba del dólar de este martes, además de la caída de la bolsa local y de lo bonos soberanos --y, por tanto, otra suba del Riesgo País. Respondió: "Se da en un día muy malo para los mercados emergentes en general (...). Tenemos que tener paciencia porque va a tardarse en ver en los indicadores financieros".

En la sede del Fondo fueron recibidos por Lagarde y David Lipton, subdirector del FMI. Con ellos ya habían negociado en mayo un trabajoso acuerdo por el que le otorgaban a la Argentina un "stand by" de 50.000 millones de dólares, desembolsado en tramos, de acuerdo a ciertas metas. Ya le otorgaron 15.000. Ahora el Gobierno pide adelantar los fondos previstos para los próximos años para cerrar las cuentas del 2019 y poder así aquietar a los mercados.

A cambio adelantó las metas fiscales se compromete a un déficit 0 el año próximo.

Cálculos privados estiman que el paquete de asistencia buscado llegaría a los 17.000 millones de dólares. Otro punto sensible a tratar es la posibilidad de que el Banco Central use reservas para intervenir en el mercado y controlar los saltos del dólar, algo que el FMI no ve con buenos ojos porque es partidario de la libre flotación cambiaria.

Caputo, sigue las reuniones vía telefónica esperando un guiño para una "flotación sucia" para evitar abruptas subidas del dólar.

 

 

Macri habló en la UIA


"Yo tengo claro cuál es el camino para salir de esta tormenta y estabilizar la macroeconomía y estamos trabajando en eso: aprobar un Presupuesto equilibrado y sumar un nuevo acuerdo con el FMI", afirmó ayer Mauricio Macri en la UIA. Sostuvo que "con la suma de las dos cosas" se podrá "dar certidumbre sobre el programa financiero" de Argentina para 2019 y "ahí sí poder retomar la financiación externa" para volver a "la senda de inversión".

 

Otro fuerte respaldo de Trump


El presidente estadounidense, Donald Trump, recalcó hoy el "excelente" trabajo del presidente argentino, Mauricio Macri, en la actual "muy difícil situación económica" de Argentina, a la vez que mostró su apoyo a la petición del país suramericano de acelerar el desembolso de su crédito con el FMI.

"El presidente Macri está haciendo un excelente trabajo en esta muy difícil situación económica y financiera", afirmó Trump en un comunicado, tras informar que había conversado por la mañana con el mandatario argentino.

Trump subrayó, en este sentido, su apoyo al "compromiso" de Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para "encarar los actuales desafíos económicos del país".

En la conversación, que duró 15 minutos, Trump expresó que "está al tanto de la coyuntura" de Argentina y aceptó la invitación del presidente Macri a realizar una visita de Estado en noviembre próximo, en el marco de la Cumbre de Líderes del G20, en Buenos Aires.

Ambos jefes de Estado tienen previsto seguir manteniendo un contacto fluido y expresaron sus deseos de volver a encontrarse en los márgenes de la próxima Asamblea General de la ONU en Nueva York a fines de setiembre", remarca el texto divulgado.

Durante la llamada, según se indicó, ambos presidentes, que se conocen desde hace años por su faceta como empresarios, también dialogaron sobre "temas relevantes de la agenda global".

Esta no es la primera vez que ambos jefes de Estado dialogan por la situación económica argentina, ya lo habían hecho en mayo pasado tras la primera corrida cambiaria.