Aunque la primera reacción en el sector de los supermercados fue que los proveedores suspendieron la entrega de mercaderías el jueves ante la incertidumbre por el estallido del dólar, que parecía no encontrar techo, ayer la situación se normalizó. Andrea López, vicepresidenta de la Cámara Sanjuanina de Supermercados y Autoservicios (Cassa), que agrupa a pequeños y medianos empresarios, dijo que el abastecimiento era normal y que no se registraba la falta de ningún producto.


"No hay desabastecimiento, la actividad es normal", dijo la empresaria, quien confirmó que todavía no hay cambios en las listas de precios producto de la escapada de la divisa norteamericana porque ha transcurrido muy poco tiempo. "Habrá que esperar a ver qué pasa en los próximos días", dijo.
La expectativa está centrada en los anuncios económicos del Gobierno nacional, que se esperan entre lunes y martes. Y de ahí se verá cómo impactan en la actividad.


El mismo panorama se registraba en el sector de las grandes cadenas de supermercados que operan en la provincia. Un gerente, que pidió reserva de su nombre, explicó que incluso mantenían todas las ofertas y descuentos vigentes y que la orden desde las casas centrales era seguir trabajando con normalidad. "No falta nada, los camiones con mercadería han llegado todos", sostuvo.


El jueves, Alejandro Donna, titular de la Cassa, había manifestado que "algunos proveedores han suspendido las entregas porque la situación está muy complicada". El problema era que no había listas de precios ciertas y ante la incertidumbre nadie quería correr riesgos. Pero ayer el panorama cambió y volvió la calma.

 

 


El pollo

15

Es el porcentaje que ha aumentado el pollo en agosto, uno de los artículos de la canasta familiar que más ha subido de precio, según fuentes del sector. Fue por el impacto del costo del flete.


Dos casos
 
La primera reacción de los mayoristas el jueves fue frenar los envíos de mercaderías a los supermercados. Hubo dos casos concretos: Arcor y Molinos-Unilever suspendieron la venta de alimentos hasta nuevo aviso, aunque ayer la situación se empezó a normalizar a la espera del paquete de medidas.