Obras Sanitarias informó que tiene previsto llevar a cabo un gran plan de obras para mejorar y optimizar la producción y distribución del agua potable a fin de brindar mejor calidad del servicio en los departamentos Capital, Chimbas, Rawson, Rivadavia y Santa Lucía, y norte de Pocito. Para lograrlo invertirá en la recuperación y puesta en funcionamiento de 13 equipos de medición existentes en la red distribuidora. Se trata de una red de sensores para medir el sistema de distribución del agua potable, que registraban y transmiten por medio de radioenlace en UHF los datos a una central. Eso permite contar con un registro del agua potable producida en Perforaciones y Planta Potabilizadora de Marquesado como así también conocer los caudales y presiones en distintos puntos de la red distribuidora.

Lo destacable para decir de este gran proyecto es que la medición y registro de la producción de todas las perforaciones posibilitará ajustar los registros de los caudales de agua potable producidos y distribuidos a la población, que supera los 600 mil habitantes, permitiendo ajustar los valores de dotaciones por habitante y su distribución a lo largo del año considerando las zonas de influencia de las mismas.

Perforaciones

64  son los pozos de agua subterránea que tiene OSSE en el Gran San Juan, de las cuales 31 cuentan con sensores para el monitoreo de caudales, presiones y cloro.