Los controles en las grandes cadenas de supermercados que funcionan en la provincia en el marco del programa Precios Esenciales dieron como resultado que de un listado de 62 productos se detectó que sólo hay faltantes de lácteos y cerveza en uno de los centros comerciales mientras que el resto de los artículos están disponibles y a los valores pactados. Así las cosas, el nivel de cumplimiento ronda el 90%, una cifra que está por encima de la media nacional, que es del 78,8%, según los datos aportados por la Agencia Territorial San Juan del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación.

El programa Precios Esenciales fue una iniciativa del Gobierno nacional que se puso en marcha en abril de este año en un intento por amortiguar la crisis económica y contener la escalada inflacionaria, que venía impactando en forma directa en los valores de los alimentos y bebidas de consumo en las familias argentinas.

Según explicó Viviana López, a cargo de la agencia en la provincia, San Juan fue una de las elegidas para llevar adelante controles para determinar el cumplimiento o no del plan oficial. En ese marco, desde el mes pasado 4 inspectores del organismo salen a controlar las cadenas adheridas en la provincia, que son el híper Libertad, Súper Vea, Walmart, Chango Mas, Carrefour y Átomo. No están los super sanjuaninos. La tarea consiste en determinar la disponibilidad de los productos en góndola, stock, reemplazos, cartelería, tipos de etiquetas y precios, es decir que coincidan con el listado acordado (ver aparte). De acuerdo a esa tarea, sólo en la cadena Átomo detectaron que había faltantes de lácteos y cerveza. Un vez determinada la situación en cada local, los inspectores labran un acta de constatación y la elevan a la Dirección de Planificación Operativa de la Secretaría de Trabajo de la Nación.

"Es destacable la buena atención que brindan los comercios verificados porque en muchos casos el propio gerente de la sucursal atiende personalmente a los inspectores durante el relevamiento o designa una persona exclusiva para indicar dónde están ubicados los productos", dijo López.

Un dato que destacó la funcionaria es que el plan nacional "genera una competencia con los mismos comercios porque algunos ofrecen productos que compiten en precio".

Aunque el Gobierno nacional hizo el lanzamiento del plan para todo el país, el mapa de Argentina fue dividido en 5 regiones, con precios distintos. En el caso de San Juan los valores corresponden a la región Centro y Cuyo, en la que también están Mendoza y San Luis. La explicación de las distintas opciones no es otra que la incidencia del costo de los fletes para el transporte de las mercaderías, porque no es lo mismo trasladarlas hasta la Patagonia, la zona más cara, que en el caso de la Capital Federal o la Provincia de Buenos Aires.

Un plan provincial

Luego de que en noviembre del año pasado el Gobierno provincial firmara un acuerdo con los supermercadistas sanjuaninos para mantener hasta fin de año una canasta de 10 artículos con sus precios congelados, en mayo pasado reeditó el plan Precios Acordados, que estará vigente, por ahora, hasta el 31 de agosto. Contiene 25 productos, con el agregado de 2 tipos de carnes y pollo. La medida se inscribió en el marco de un plan puesto en marcha por el gobernador Sergio Uñac para paliar la crisis.

El acuerdo fue suscripto entre el Ministerio de la Producción, que conduce Andrés Díaz Cano, y los comerciantes nucleados en la Cámara Sanjuanina de Supermercados y Autoservicios (Cassa), además de representantes de las carnicerías y de las avícolas.

En el listado de artículos disponibles hay comestibles como puré de tomate, mermelada, azúcar, aceite, leche en polvo, harina, arroz, fideos hasta artículos de limpieza, como lavandina, detergente y jabón de lavar en polvo.