La cosecha de la aceituna destinada a conserva se realiza el cien por ciento en forma manual. No dio resultado la cosecha mecánica porque deteriora el fruto. 

 

’’La cosecha de aceituna conservera viene muy bien y la conservera, excelente’. La frase pertenece al productor Néstor Vagliengo, y grafica lo que piensan en el sector respecto a la cosecha olivícola 2017, cuando ya está avanzada la recolección de la aceituna conservera y en breve arranca la destinada a aceite. Todos coinciden en que la cosecha en los olivares locales será mejor que la del año pasado, porque las plantas traen más cantidad de aceitunas y el precio en dólares sigue sostenido respecto al 2016, una ecuación que permite al productor aliviar el aumento de costos internos que este año trepó entre 20 y 30 por ciento. ‘’Nos salva la mayor producción lograda en volumen este año. Al tener más kilos, los productores pueden afrontar el pago de mano obra y demás costos de mejor forma’’, añadió Fabián Famar, otro referente olivícola sanjuanino.


Si bien los porcentajes de aumento no se definirán hasta que termine la cosecha que se extenderá hasta bien entrado el mes próximo, algunos productores arriesgan incrementos de producción del 60% en las variedades conserveras. Otros no se animan a decir aún que se llegará a la cosecha récord del 2015, pero estiman que andará cerca. Vagliengo señaló que un mayor volumen es decisivo para mejorar la rentabilidad del productor, porque permite absorber mucho más los costos fijos de salarios e impositivos. Desde la Cámara Olivícola, Analía Mingorance destacó que algunas franjas tuvieron mermas del 30% en producción, a causa de la helada tardía del 6 de septiembre del año pasado. ‘’La helada y después, el viento Zonda’’, añadió Vagliengo, que también integra la entidad; quien sin embargo especificó que la reducción de volumen afectó sólo a un 10% de productores locales, sobre todo en Media Agua y algo de Cañada Honda, ‘en el resto de zonas; no’’.


En el tema precios hay una dispersión, aunque no muy pronunciada. En la Cámara Olivícola, que nuclea a una parte de la olivicultura local; dicen que el productor recibirá este año entre 0,50 y 0,70 dólares por kilo de aceituna conservera. Para Vagliengo, el precio girará entre 0,50 y no más allá de 0,60 dólares.

En cambio Famar lo estableció entre 0,45 a 0,55 dólares, ‘sólo algunas partidas pueden pagarse un poco más, según la variedad y la calidad’’, explicó. En lo que el grupo de consultados está de acuerdo es que se trata de un precio similar al que se pagó la temporada pasada, teniendo en cuenta que el valor del billete verde hace un año era levemente inferior al de ahora. O sea, que este año en pesos reciben más plata, aunque ese plus se licuó con la inflación. En San Juan se cosechan unas 140.000 toneladas de aceituna, de las cuales, el 22% son para conservas y el resto, para elaborar aceite.

 

Cosecha aceitera


Desde el punto de vista productivo, la cosecha de la aceituna para elaborar aceite es mejor porque se espera gran cantidad de kilos respecto al año pasado, más que la conservera. Algunos hablan ya de un incremento del 80% interanual, aunque aun es apresurado el pronóstico teniendo en cuenta que aun no empieza la cosecha. En la Cámara Olivícola estiman que el precio que se pagará al productor es de 30 a 40 centavos de dólar, puesto en fábrica, mientras que el precio internacional de la tonelada de aceite este año rondará entre 3.200 y 3.500 dólares la tonelada. Se trata de un aumento que despierta expectativas teniendo en cuenta que el año pasado giró entre 2.800 y 3.000 dólares. El 87% de la aceituna que hay en San Juan es aceitera.
 

Costos

30 por ciento es el máximo de aumento -el mínimo es 20%- que tuvieron los costos internos de la cosecha de aceituna conservera desde el año pasado a la cosecha actual.