La delincuencia no tiene temor a Dios. En México, un hombre llamó la atención de los medios luego de aparecer en un video de Facebook robando a un cristo dentro de una iglesia.

 

El ladrón ingresó al templo como en su casa, se tomó su tiempo y se persignó antes de llevarse este elemento sagrado sin ningún remordimiento.

 

 

Pero para su mala suerte todos sus pasos quedaron registrados en un video de las cámaras de seguridad que terminó siendo compartido en Facebook.


“Oremos por este hijo de Dios, que luego de persignarse se robó el Cristo yaciente”, publicó en su página de Facebook la parroquia San Felipe de Jesús de Monterrey.

 

En un mensaje aparte los administradores informaron que la imagen fue recuperada, pero pidieron a la población cuidar el templo. Además anunciaron que por medidas de seguridad este permanece cerrado.

 

No se dieron más detalles de la identidad del delincuente. El video causó asombro en Facebook, donde cosechó miles de reproducciones en las últimas horas.