Una impactante demolición se llevó a cabo en la ciudad china de Wuhan. La detonación simultánea, que se produjo este sábado, derribó 19 edificios en 10 segundos.

 

Los operarios utilizaron cerca de cinco toneladas de explosivos. Los inmuebles se encontraban en el centro de la ciudad, junto a un viaducto, un centro comercial, varias fábricas y otro bloque de edificios residenciales.

 

Fuente: La Capital