La comisión. De izq a der. Daniel Sarmiento, Silvina Vázquez, Mariela Limerutti, Eduardo Barrón y Eduardo Peñafort, en pleno trabajo de evaluación de las artesanías.

 

 

En el marco de la primera edición de la certificación de "Identidad Artesana de San Juan' que se realiza en la provincia y en la región Cuyo, un jurado valoró los productos presentados por creadores sanjuaninos, con el fin de otorgarles una certificación que, además de ser un respaldo, los posicionará de mejor manera en los mercados. ¿Qué es una artesanía? ¿Cuándo es tradicional? ¿Qué criterios tiene que cumplir? Estas son algunas de las preguntas que tuvieron en cuenta los miembros del consejo evaluador de este programa impulsado por el Centro Federal de Inversiones (CFI) y que se concretó junto al Gobierno de San Juan.


Que no puede mediar el empleo de maquinaria y que debe identificarse con sus raíces, son dos de las condiciones fundamentales que destacaron Mariela Limerutti -secretaria de Cultura de la provincia- y Eduardo Barrón -a cargo del área de artesanías del CFI-. Que sea "símbolo de la cultura sanjuanina', que su realización sea a mano, que posea características de calidad, que sea resultado del trabajo creativo del artesano y que a partir de su origen se distinga de productos industriales; son otras exigencias básicas para que un artículo tenga categoría de tradicional y sea potencialmente calificado como autóctono; señalaron Limerutti y Barrón sobre esta certificación. El objetivo "es enaltecer el desempeño de los artífices'; misión que se lleva a cabo también en otras provincias y países como Colombia, Perú y Chile, a instancias de la UNESCO, que fija líneas generales, a las que se le suman las propias de cada región.


La comisión -que completan Silvina Vázquez de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la UNSJ, Eduardo Peñafort como erudito independiente elegido por el Ministerio y Daniel Sarmiento representando al sector- se abocó a la fiscalización, contemplando los contenidos vertidos en el "Manual de procedimientos para la certificación de la Identidad Artesana de la Provincia de San Juan', presentado el año pasado y escrito por Héctor Victoriano Lombera, quien fue director del Mercado de Artesanías de la Nación; y la licenciada Silvia Narvaez, por iniciativa del CFI, en función de la Ley Provincial de Artesanías (LP 6984/99).


"No es autóctono si un producto trae madera que no es local, en principio; y si no respeta el medio ambiente o viene de la tala indiscriminada. O si un cuchillo trae mango de asta de ciervo, eso ya no remite a lo identitario local y me da sospecha que no fue respetuosa la manera en que fueron conseguidos los elementos. Es complejo el tema', se explayó en charla con DIARIO DE CUYO Barrón, quien señaló que todo el material postulante se recibió a través del Mercado Artesanal Provincial Luisa Escudero.

 

 

"En el tejido, por ejemplo, los especialistas ya saben cuál es el más propio de San Juan, además de analizar que no sea una pieza hecha con lanas procesadas, sino hiladas', acotó Limerutti en referencia a las características que tiene que tener una producción, en cualquiera de sus rubros, para ser catalogada "identitaria' y obtener el sello de calidad y origen basado "en normas standard a nivel nacional e internacional'.


Esta rúbrica representa un "valor agregado' porque "habla de la procedencia' y la "carga cultural' de una obra. "Hay que destacar que el Estado no los empuja a certificar, es una decisión del artesano si quiere aumentar su competitividad y diferenciar sus trabajos a nivel nacional y en los mercados internacionales, frente a las artesanías no certificadas y a los productos industriales', manifestó Barrón, quien también apuntó la necesidad de la incorporación y/o de la mejoría del "packaging' (el empaque o embalaje) al quehacer artesanal, paso siguiente que encararán el CFI y el Gobierno, de cara a la puesta en valor de este oficio.

 

"Es una decisión del artesano si quiere aumentar su competitividad y diferenciar sus trabajos a nivel nacional y en los mercados internacionales'. Eduardo Barrón, CFI.

 

 

Las bases

 

 El "Manual de procedimiento...', que explica la forma en que los creadores deben presentarse a la convocatoria y con qué condiciones; e indica la manera en que deben calificar los expertos seleccionados, fue presentado el año pasado por el Centro Federal de Inversiones (CFI).

 

Aunque sus referencias remiten a libros locales, nacionales y de países como Chile y Paraguay, según Mariela Limerutti, el texto toma como base la finalidad de fomentar las obras tradicionales sanjuaninas a la que apunta la Ley provincial de artesanías Nro. 6984/99, que indica en su artículo primero: "Esta ley tiene por objeto: a) La preservación, promoción y desarrollo de las artesanías, tanto tradicionales como las de creación reciente, en los ámbitos rural y urbano, como parte integrante del patrimonio cultural de la Provincia de San Juan. b) El reconocimiento al artesano como productor de obras de significación cultural. A tal fin declarase de interés Provincial la recuperación y el estímulo del patrimonio artesanal de la Provincia de San Juan'.

 

Fotos: Maxi Huyema