El huracán Florence dejó sus cuatro primeras víctimas mortales a su paso por la costa este de Estados Unidos, según reveló este viernes la policía de Wilmington, en Carolina del Norte.

 

"Una mujer y su bebé murieron cuando un árbol cayó sobre su casa. El padre quedó herido" y está hospitalizado, escribió la policía en su cuenta de Twitter.

 

Otra mujer murió en el condado de Pender después de sufrir una condición médica, confirmaron las autoridades según NBC News.  Y una cuarta persona murió en el condado de Lenoir cuando estaban conectando un generador.

 

Florence tocó tierra a primera hora de este viernes en Wrightsville Beach, a escasos kilómetros de Wilmington, que desde la madrugada sufrió los embates del viento y las poderosas lluvias.

 

El huracán, que llegó a ser de categoría 4, sobre un máximo de 5 en la escala de Saffir-Simpson, se desplaza lentamente rumbo al oeste y deja un rastro de inundaciones y ríos desbordados por la marejada ciclónica, que está previsto que alcance los 4 metros de altura sobre el nivel habitual.