"En China, contra EEUU estuvimos a nada de ganar por 3-0 y lo perdimos 3-2. Creo que hubiese sido un weekend muy distinto si ganábamos; pero todo suma y vamos aprendiendo. Ahora somos locales y esperamos hacer tres grandes partidos", dijo Martín Ramos, capitán de la Argentina y sanjuanino por adopción, pues juega en UPCN.

 


 

-¿Qué análisis previo hace de los rivales?

-Los tres son muy buenos, no hay equipos en este torneo que no tengan figuras o que sean de menor nivel. Por eso trabajamos mucho buscando nuestro mejor vóley.

-¿Qué gana el equipo con la llegada de Conte, Poglajen y Solé?

-Fundamentalmente, más experiencia. Y también creo que vamos a ganar en ataque, por lo que representan Conte y Poglajen. Solé es un jugador muy respetado a nivel internacional por su capacidad de bloqueo.

 

"Vamos a intentar aprovechar la única localía en el torneo en una provincia que tiene mucho vóley".



-¿Se adaptó a dejar de ser central para jugar de opuesto sólo con la Selección?

-Al principio cuesta, pero todo el tiempo estoy entrenando de opuesto, todo el día pienso en eso y creo que sí, que ya estoy adaptado.

-¿Más allá de tener otro rol, cuánto influye conocer a Cavanna y tener toda una temporada juntos en UPCN?

-Mucho. Las pelotas que me arma como opuesto en la Selección obviamente no son las mismas que como central en el club, pero ya lo conozco, sé cómo piensa y entiende el juego; y eso es un plus.

 

"Esperamos tener un buen juego de equipo e ir mejorando en función del Mundial, que es el objetivo"