Aunque parte de la hinchada aceptó la ida del ídolo, ya que recibirá una verdadera fortuna (será el mejor pago del planeta); otra quedó dolida debido a las palabras que esbozó el Apache durante su segunda estadía en el Xeneize.

 

La primera frase que se le machaca fue el día que fue presentado de manera oficial en la Bombonera. Ante una multitud que lo recibió, el delantero fue consultado sobre si lo que estaba viviendo en ese momento era comparable con Inglaterra, Italia o Brasil, los países donde había jugado, y él fue tajante: "La plata no compra la felicidad".

 

 

Otra declaración que hace ruido por estas horas de Carlos Tevez fue en una conferencia de prensa, al poco tiempo de haber sido eliminado de la Copa Libertadores en semifinales a manos de Independiente del Valle. "Firmé tres años, nunca dudé de lo que firmé, ni del amor que le tengo a esta camiseta. Obvio que uno sigue, voy a prepararme para dar lo mejor al club y buscar lo mejor para uno".

 

"Mi idea es retirarme en Boca, vaya como le vaya a Boca. Uno es referente y a donde los chicos siempre miran. Hay que dar el ejemplo. Siempre trato de hacer lo mejor para el club", concluyó el ex Juventus ante la prensa.

 

"Si decido quedarme, yo se los voy a decir a los hinchas y van a ser los primeros en enterarse".