El estadio Hongkou del club de fútbol Shanghái Shenhua, en el que juega Carlos Tévez, se vio afectado por un tremendo incendio que quemó gran parte de uno de sus laterales y que finalmente fue sofocado sin que se haya registrado víctimas.

 

Según informó el Departamento de Incendios del Gobierno de Shanghái, se recibió la alerta en torno a las 8.16 de la mañana, por lo que se enviaron a la zona varias dotaciones de bomberos que lograron apagar el siniestro.

 

 

El departamento añadió, en un mensaje en la red social Weibo, el Twitter chino, que no hubo muertos ni heridos y que se están investigando las causas del fuego. Medios locales apuntan que las obras que se estaban realizando en uno de los pabellones del recinto podrían haber tenido alguna relación con el incendio.

 

Fuentes del club confirmaron que el suceso ha sido grave y que podría afectar al desarrollo de los próximos partidos del equipo, uno de los más importantes de esta ciudad del este de China.

 

Construido en 1999, el Hongkou fue el primer estadio profesional de fútbol en China y tiene capacidad para unos 35.000 espectadores.