En el Cantoni todo es fiesta y el gobernador Sergio Uñac se quedó con uno de los objetos más preciados: la camiseta con la que Pella jugó el partido que terminó en victoria contra Chile.