Por poco muere Agustín Cataldo después de la brutal golpiza que sufrió a la salida de un boliche. La familia aseguró que nunca le pateó el auto a Mauricio Guevara.
 

 

Un joven estudiante de 18 años quedó al borde de la muerte luego de que un sujeto le propinara un brutal golpe en el rostro a la salida de un boliche, en Jáchal, dijeron fuentes policiales. El hecho ocurrió en la madrugada del último domingo, cuando el presunto agresor, identificado como Mauricio Guevara (34), se bajó de su auto y agredió a Agustín Cataldo, que aparentemente le había pateado el auto, pero su familia desmintió esa versión.

Cataldo había estado en el boliche "La Roca", situado en la margen Norte del río Jáchal. A la salida se compró un pancho y volvía a pie a su casa en calle Agustín Gómez, en el centro del departamento norteño. Pero sobre las 5.30, cuando caminaba junto a dos amigos por la Ruta 456, metros al Sur del Puente de Jáchal, Guevara paró la marcha de su Renault 19, se bajó y sin mediar palabras le pegó una terrible piña en la cara. Cataldo cayó pesadamente al asfalto, golpeó nuevamente su cabeza, perdió el conocimiento y desde entonces no despierta, indicaron familiares de la víctima. La Policía llegó al lugar y detuvo a Guevara, quien quedó alojado en los calabozos de la seccional 21ra.

 

El joven tiene una fractura de cráneo y no despierta desde el día en que fue noqueado.

En un principio trascendió que la feroz reacción de Guevara se debió a que el joven estudiante le había pateado el auto. Pero la familia salió a desmentir esa versión. "Lo debe haber confundido. En ningún momento le hizo nada. Agustín no molesta a nadie, es súper tranquilo. Además, nunca se puso en guardia o intentó salir corriendo cuando se paró el auto a su lado. No se entiende por qué le pegó así", aseguró un tío.

A Cataldo lo llevaron primero al Hospital San Roque y luego fue derivado al Hospital Rawson. Allí pasó todo el domingo y finalmente en la mañana de ayer la familia decidió trasladarlo al Hospital Privado, en Capital. Desde su entorno dijeron que su estado de salud es delicado. Tiene quebradura de cráneo, un derrame en la cabeza y aún no recupera el conocimiento, indicaron.

El joven es el mayor de tres hermanos, cursa 6to de la secundaria en la Escuela Normal de Jáchal y en sus tiempos libres hace changas como ayudante de albañil.