Durante la siesta de ayer domingo, un hombre de 20 años le arrebató el celular a un niño de 8. Asustado, el nene se fue corriendo a buscar a su papá. En ese momento, vecinos de la zona detuvieron al delincuente, lo golpearon y lo retuvieron hasta que llegó la policía.

 

Según informaron desde la Comisaría 25, el hecho se produjo ayer a las 14,40 horas en calle Juan José Paso metros al oeste de calle Magallanes, en la Villa San Damián. Cuando la Policía llegó encontró al grupo de personas que agredía al ladrón mientras estaba tendido en la vereda. Al ver a los efectivos, esas personas se escaparon, pero dejaron al hombre herido en el piso.

 

 

En ese momento, un hombre de apellido Llanos, padre de la víctima, ponía la denuncia por el robo. Como consecuencia, la Policía detuvo al agredido, Maximiliano Daniel Paredes, quien tiene antecedentes policiales y judiciales por delitos contra la propiedad y las personas.

 

Tras la detención, Paredes fue examinado y curado en un centro de salud por las lesiones que presentaba, que no eran de gravedad.