Pasado el mediodía de este miércoles, una mujer fue a buscar a su bebé a un jardín maternal como todos los días y nunca imaginó que podía llegar a ser víctima de un violento hecho de inseguridad.

Según informaron las fuentes, la mujer estacionó su auto Renault Clio en General Acha pasando Fray Mamerto Esquiú, en Trinidad, Capital. Allí, dejó a su otra hija de unos 7 años en el interior del vehículo y ella se bajó a buscar a la pequeña.

En ese breve lapso, motochorros vieron la escena y aprovecharon para romper de una trompada un vidrio del auto ante el llanto desesperado de la nena que estaba adentro. Luego, con todo el tiempo del mundo, los ladrones huyeron con una cartera con dinero, documentos y celulares.

La Policía se hizo presente en el lugar, pero los delincuentes ya habían escapado. Ahora los pesquisas trabajan para atrapar a los malvivientes.